Si fuiste de los que te quedaste fuera de tener el “smartwatch” Moto 360 hace unas semanas atrás, déjanos decirte que la suerte está de tu lado.

La compañía Motorola informó en su blog que a partir de mañana 16 de septiembre (desde las 11AM hora central / 12PM hora de Puerto Rico) tendrán una vez más disponible a la venta el Moto 360 a través de su portal Motorola.com.

Moto 360 en metal

ANUNCIO

El Moto 360 es el primer reloj inteligente de la compañía en ofrecer una pantalla táctil LCD totalmente redonda, midiendo 1.65” pulgadas de diámetro. En adición, el Moto 360 viene con un procesador OMAP3 de la compañía Texas Instruments, 512MB de memoria RAM, 4GB de almacenamiento interno, conectividad Bluetooth 4.0 y una batería de 320mAh que se recarga por medio de un “dock” con “wireless charging”.

En adición al Moto 360, Motorola también informó que podrás ordenar el teléfono inteligente Moto X para AT&T (y personalizarlo con diferentes colores y diseños a través del Moto Maker) que tiene un precio de US$99 con contrato y si lo prefieres desbloqueado y sin contrato, el Moto X “Pure Edition” tendrá un precio de US$499.

El nuevo Moto X de Motorola

ANUNCIO

El Moto Hint (el auricular “bluetooth” más discreto en el mercado), el mismo también estará disponible mañana y su precio es de US$149.

Moto Hint Bluetooth Headset

Por último, Motorola también anunció el “Turbo Charger”, un cargador de pared especial que te permite cargar la batería de tu teléfono Motorola más reciente rápidamente (obtiene hasta 8 horas de uso adicional con tan solo 15 minutos de carga). Este cargador está disponible para US$34.99

Motorola Turbo Charger

1 comentario

  1. RobCoreano
    09/15/2014 | 1:57 pm a las 1:57 pm — Reply

    El Moto Hint me gusto me llamo mucho la atención!

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Llega Uber a donde ningún taxi ha llegado: las app de United Airlines y TripAdvisor

Próxima entrada o post

Sitio web rastrea lo que escriben los políticos, aunque estos quieran evitarlo