Máquinas de soda Freestyle de Coca-Cola (foto: Coca-Cola)

Si usted ha visto películas de ciencia ficción, de seguro habrá visto alguna escena en la que, con hambre o sed, uno de los personajes se acerca a una máquina (llamada “replicator“) en la que con tan sólo oprimir par de botones obtendrá prácticamente cualquier alimento o bebida que pueda imaginar.

Está escena está más cerca de convertirse en realidad que lo que usted se imagina.

Coca-Cola, la empresa de gaseosas y productos de consumo anunció recientemente el inicio de pruebas de “Freestyle”, una fuente o máquina de sodas, del mismo tamaño de las que actualmente se encuentran en tiendas y restaurantes, que permitirá al consumidor servirse al momento de entre más de 100 variedades de bebidas.

En desarrollo por casi cuatro años, Coca-Cola estará probando “Freestyle” durante este verano en varias ciudades de Estados Unidos para luego, si las pruebas resultan exitosas, lanzarla a nivel nacional en restaurantes como McDonald’s y Burger King durante el próximo año.

Esto permitirá la disponibilidad al momento de una variedad sin precedente de bebidas con y sin calorías, incluyendo diversos tipos de agua, jugos, té y gaseosas, inclusive de variedades que hasta el momento sólo estaban disponible en mercados internacionales.

“(Freestyle) trae de vuelta la magia de las fuentes de soda del pasado, la re-imagina para el futuro, y luego las lleva un paso más allá al celebrar la idea de que los consumidores verdaderamente podrán escoger lo que deseen en la fuente – con opciones creadas específicamente para ellos” dijo a Tecnetico.com Chandra Stephens-Albright, Director senior de mercadeo y desarrollo de negocios de Coca-Cola.

ANUNCIO


TECNOLOGÍA “POR UN TUBO Y MUCHOS GRIFOS”

Comúnmente, una fuente de sodas puede ofrecer ocho tipos distintos de bebidas. “Freestyle” utilizará varias tecnologías para multiplicar considerablemente este número.

La selección del producto deseado se realiza mediante una pantalla “touch screen” incorporada en la parte frontal de la unidad que mostrará los logotipos de las decenas de productos que ofrece.

Para poder crear más de 100 tipos de bebidas distintas, varias tecnologías, que incluyen comunicaciones, radiofrecuencia y computación, trabajan en conjunto para este fin. Este conjunto de tecnologías ha sido bautizado por la compañía como “PurePour”.

Dentro de cada máquina se instalan 30 cartuchos que proveen la materia prima para confeccionar los más de 100 sabores que ofrece. Cada uno de estos cartuchos portan una etiqueta electrónica con tecnología RFID (“radio frequency identification”, por sus siglas en inglés). Esta permite que con muy poca energía se pueda “leer” información codificada en la etiqueta para ser procesada por medio de una computadora a bordo.

En este caso, la etiqueta en cada cartucho sirve para leer un número de identificación que esta utiliza para realizar la mezcla correcta de ingredientes y así producir la bebida deseada.

Por otro lado, las máquinas también se “comunicarán” con la oficina central de Coca-Cola ofreciendo datos de gustos y preferencias de cada lugar donde se encuentren.

Para lograr esto, las “Freestyle” pueden estar equipadas con tecnología de comunicación vía celular o por cableado “ethernet”, el mismo que se utiliza para conectar computadoras y demás equipos en redes que comunican a internet.

Las primeras ciudades que durante los meses de verano conocerán de cerca a “Freestyle” con Orange County, California y Atlanta, Georgia.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Recursos en internet con información sobre el virus de la influenza H1N1

Próxima entrada o post

Presentan al Congreso estadounidense nuevas tecnologías de generación de energía