Nota del editor: discreción con los menores.

Si hay algo que la tecnología hace posible es el que todo se pueda medir. Bueno, prácticamente todo.

La proliferación de wearables, o usando el término escogido por una empresa de telecomunicaciones, “tecnología vestible”, ha dado paso a que esta sea usada de muchas formas que no necesariamente fueron las anticipadas por sus fabricantes.

ANUNCIO

Tomemos como ejemplo a la usuaria de Reddit noveltysin y su decisión de ponerse un Fitbit Charge HR mientras tuvo sexo.

Este equipo es una pulsera que permite la evaluación y registro (“monitoreo”) constante de tus sesiones de ejercicio y actividad física del diario vivir, entre otras funciones y produce reportes que permiten tener una idea de cuanta actividad física incluiste en tu día.

FitBit ChargeHR colors

Tomando ventaja de esto, noveltysin llevó a cabo aquello que según George Michael, “no todo el mundo hace, pero debería” con su Fitbit HR puesto y decidió ver el reporte de dicho evento que produjo la aplicación que acompaña este wearable.

Los resultados mostrados en dicho reporte son fascinantes, si es que en efecto esto ocurrió como ella alega.

La gráfica se explica por sí sola. Traducción en azul por Tecnético. (imagen: noveltysin/Reddit)
La gráfica se explica por sí sola. Traducción en azul por Tecnético. (imagen: noveltysin/Reddit)

Según la gráfica, el “evento” dejó como consecuencia un aumento dramático en los latidos del corazón, elevándolos a un máximo de 123 con un promedio de 109. Es en ese punto máximo donde noveltysin alega que alcanzó el orgasmo.

Por su parte, la aplicación que analiza la actividad registrada por el FitBit HR indica que durante poco menos de ocho minutos de la duración total del acto, este logró mantener una actividad cardíaca lo suficientemente elevada como para propiciar la quema de grasas. Beneficioso por demás.

La gran pregunta aquí es: ¿te da curiosidad saber cómo tu cuerpo responde ante el acto sexual por medio de un dipositivo tecnológico? Es probable que muchos de ustedes respondan que sí, lo cual obliga a hacer otra pregunta: ¿estás dispuesto a compartir esta información que no sea con tu pareja?

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

No te emociones mucho que el Galaxy S6 Edge+ es solo una versión más grande del Galaxy S6 Edge

Próxima entrada o post

Startup promete brazalete de "stainless steel" para Apple Watch por US$49 en vez de $449