Todos en algún momento fuimos ese hijo al que nuestra madre o padre tenía que repetirle mil veces las cosas que tenía que hacer en la casa.

Cuando viví esa etapa, mi mamá no sabía nada de mi computadora, de la consola de juegos…nada. Creo que nunca se le ocurrió utilizar mis equipos como una forma de ejercer control y disciplina sobre mi. Si mi recuerdo es correcto, mami lo que hacía era que simplemente se me paraba de frente y me miraba o me daba un jalón de orejas y ya. ¡A correr!

Hoy día todo es distinto, y no sólo me refiero a los métodos que los padres usan para inculcar disciplina en sus hijos.

Todo gira alrededor de la tecnología, y a los padres no les ha quedado otro remedio que inmiscuirse en el asunto tecnológico. Sin embargo, la mayoría no va más allá, y sólo se limitan a saber qué tipo de equipos tienen y usan, pero no cómo funcionan. Muchas veces esta es la razón por la cual muchos hijos se “salen con la suya”, sabiendo que los padres realmente no tienen ni la más mínima idea de cómo toda esta tecnología funciona y cómo puede utilizarse.

Es por esta razón que me llamó la atención esta foto que alguien compartió en Facebook y que, si no la habías visto, hoy traigo a tu atención.

Imagen: Industrias Frotex/Facebook
Imagen: Industrias Frotex/Facebook

“Me pasé toda la tarde limpiando la cocina, sino lavas lo que ensucias le cambio la contraseñal al wifi (sic). Con amor mamá.”

ANUNCIO

La reacción de un hijo a esta “amenaza tecnológica” podría ser una de dos:

  1. ¿Quéeee? No pues mejor obedezco y lavo lo que haya que lavar. Ni modo.
  2. ¡Ja! ¿Qué se cree esta? Ella no sabe que antes de que le cambie la contraseña al wifi, activo el guest mode, lo programo para que no haga “broadcasting” del SSID y aún cuando ella piensa que no estoy conectado porque le cambió la contraseña, ¡mis equipos están conectados de manera secreta!

Madres (y padres también), así son las cosas. El bebecito o bebecita que ustedes trajeron a este mundo alcanza cada vez más temprano esa etapa donde se creen que se lo saben todo, y si ustedes no están al día con esto, cada día que pase será uno en el que no dejarán de verles la cara de tontejos, y todo por no preocuparse de saber más sobre el rol de la tecnología en la crianza de los hijos.

¿Creen que no es así? Miren uno de los comentarios a la foto publicado por un joven que aparenta ser un adolescente o teenager en la página de Facebook de Industrias Frotex:

"¡No! Si es que ellos son inocentes y jamás pensarían una cosa como esa" (imagen: Industrias Frotex/Facebook)
“¡No! Si es que ellos son inocentes y jamás pensarían una cosa como esa” (imagen: Industrias Frotex/Facebook)

¿Ven lo que les digo? ¿Lo ven?

En el caso de la imagen que muestro más arriba, estoy seguro que Industrias Frotex la produjo y compartió con la mejor intención del mundo, y hasta para buscar sacarnos una sonrisa. Sin embargo, la realidad es que esta esconde un asunto importante, una pregunta que nos obliga a buscar una respuesta: ¿realmente mamá, aún con todo el amor del mundo y con la intención de cumplir su rol en la familia, sabe cómo rayos cambiarle la contraseña al Wi-Fi?

Es ahí donde la intención de este tipo de mensajes, por más bien intencionado que sea, se queda en la nada cuando no podemos actuar sobre ello.

DE LAS BUENAS INTENCIONES A LA BUENA ACCIÓN

Si ustedes, padres y madres que leen esto, no ponen en su agenda el interesarse más por la tecnología, cómo se usa y lo que sus hijos hacen con ella, la segunda de las opciones de cómo reaccionaría un hijo ante tal situación muy probablemente sea la segunda, y la responsabilidad de ello recae única y exclusivamente en ustedes.

Siéntese un rato con su hijo y dé rienda suelta a su curiosidad. Pregúntele lo que está haciendo, y aunque no entienda cómo se hace, al menos aprenderá que es algo que se puede hacer. La idea es aumentar el conocimiento para que usted, con los años, la experiencia y la malicia (en el buen sentido de la palabra) pueda estar siempre un paso al frente de cómo sus hijos utilizan la tecnología.

Solo así esta fabulosa e increible herramienta al servicio de la humanidad no será utilizada por su cría en contra de sus esfuerzos por educarlos, disciplinarlos e inculcarles valores para que sean mejores seres humanos.

Ah, y por cierto, la forma para entrar al área de administración del equipo Wi-Fi, lugar donde se puede cambiar la contraseña, generalmente es por medio de un conjunto de cuatro números separados por puntos (.) llamado “IP Address” que se escriben en la barra donde uno ingresa una dirección de internet del navegador de su predilección (Internet Explorer, Chrome, Safari, Firefox, etc.).

Siéntese un rato con su hijo y dé rienda suelta a su curiosidad. Pregúntele lo que está haciendo, y aunque no entienda cómo se hace, al menos aprenderá que es algo que se puede hacer.

Estos números podrían variar de acuerdo al manufacturero (ejemplo: 192.168.0.1, 10.10.0.1, 192.168.1.1, etc.; haga click en estos y verifique cual resulta ser el correcto), y si su equipo Wi-Fi o “router” es bastante moderno, es posible que el manufacturero haya diseñado un app para su teléfono o tablet, haciendo muchísimo más fácil el acceso.

Una vez usted llegue al área de administración, es posible que le pida un nombre de acceso y/o contraseña. Consulte el manual del equipo o mejor aún, pregúntele a su hijo, que de seguro lo sabe. Tras lograr ingresar hasta este punto, busque en el menú la opción de “wireless” o “Wi-Fi” y allí, bajo “wireless security” o “seguridad inalámbrica” está el lugar donde podrá cambiar la contraseña. Si se equivoca en algo, sólo desconete el router de la electricidad, espere 1 minuto, conéctelo de nuevo y trate otra vez.

Una vez haya cambiado la contraseña del Wi-Fi, recuerde que todos los equipos que estaban conectados previamente deberán ser re-programados con la nueva contraseña.

¿Complicado? Podría serlo. ¡Pero todo es complicado cuando se hace por primera vez!

No se desanime y hágalo, que cuando logre la meta de cambiarle la contraseña al Wi-Fi, le aseguro que le hará sentir invencible, ¡capaz de vencer cualquier obstáculo!

Ese es el primer paso para no sólo saber lo que la tecnología puede hacer por usted como padre o madre, sino para sentirla como una herramienta poderosa en el hogar, pero que está bajo su total y absoluto control.

5 comentarios

  1. Freddie Garcia
    22 de September de 2015 | 9:17 am a las 9:17 am — Reply

    Wilton Saludos desde Luquillo !!!

    Solo para poner mi granito de arena.

    Para aquellos que tienen una coneccion al internet de Claro. Para poder entrar al modem deben usar 10.0.0.138 en su navegador. El username y el password de fabrica son el numero de serie del equipo que por lo general comienza con CPXXXXX TODO EN MAYUSCULA.

    Espero que esto sea de ayuda a algunos…

    • 23 de September de 2015 | 11:44 am a las 11:44 am — Reply

      ¡Gracias Fred!

  2. Eddie
    20 de September de 2015 | 5:43 pm a las 5:43 pm — Reply

    Es mas facil para el no experto,desconectar la linea del modem y guarse el cable yque sabemos que es aparte del telefono. Lo malo, todo el mundo se queda sin Internet en la casa incluyendo a la mama.. .

  3. miguel angel
    20 de September de 2015 | 11:27 am a las 11:27 am — Reply

    …pero queda la otra parte del asunto Wilton, si el niño lo q utiliza es su celular para hacer todo queda conectado como quiera a la data del celular… Esa accion es mas bien para consolas de juegos y tabletas.

  4. Daniel
    18 de September de 2015 | 6:36 am a las 6:36 am — Reply

    Que comentarios tienen de la nueva actualización de iPhone , porque dice que hay que hacer copia de la información antes de bajarla

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

AT&T lanza servicio de internet en el hogar GigaPower...en Orlando

Próxima entrada o post

Verizon Wireless será la primera empresa telefónica de EE.UU. en ofrecer "roaming" en Cuba