Una Corte Federal de Apelaciones del Circuito de Washington D.C. ha ordenado hoy a la F.C.C. (Comisión Federal de Comunicaciones por sus siglas en inglés) la desestimación de una ley que daría a esta agencia el poder de prohibir la venta a partir de julio de este año de la gran mayoría de equipos de vídeo que no cumplan con un mandato conocido como “broadcast flag”.

La corte dictaminó que la FCC estaba excediéndose en su autoridad al establecer esta prohibición la cual afectaría no sólo a manufactureros de televisores sino también a manufactureros de tarjetas para recibir señales de televisión en computadoras entre otras.

El “broadcast flag” es una tecnología diseñada para limitar la habilidad de cualquier persona de grabar y copiar con perfecta calidad algún programa de televisión recibido por medio de la señal que llegase por medio de una antena y que es conocida como “over the air” (terrestre). Esta habilidad hubiese permitido la distribución indiscriminada de grabaciones de calidad perfecta en la internet efectivamente creando el escenario perfecto para la piratería de estos. Al ser esta una señal digital las estaciones de televisión hubiesen podido incluir un código que hubiese bloqueado la función de grabar de equipos de vídeo tales como el TiVo o una computadora con una tarjeta de recibir televisión.

Un panel de tres jueces concluyeron que “las regulaciones del broadcast flag exceden la autoridad delegada en esta agencia bajo el estatuto”. Añadieron que “la FCC no tiene la autoridad de regular equipos electrónicos para el consumidor que puedan ser usados para la recepción de comunicación por alambres [o cables] o por [señales] de radio cuando estos equipos no realizan el proceso de transmitir [señales] por alambres o por radio”.

Esta decisión de la Corte es una evidente derrota para la MPAA (“Motion Picture Association of America”) organización que agrupa a los estudios de películas de Hollywood y que lucha arduamente contra la piratería y una marcada victoria para manufactureros de equipos fanáticos de la televisión y una coalición de bibliotecarios y grupos de interés público.

Estos últimos se unieron en enero pasado para someter una demanda en contra del “broadcast flag” argumentando que esta impediría que bibliotecarios historiadores y consumidores puedan hacer “uso justo” de trabajos protegidos por derecho de autor en adición a limitar la interoperabilidad entre equipos.

ANUNCIO

Pero esta victoria podría ser temporera ya que la FCC pudiera irse en alzada en una corte de mayor jerarquía para pedir que la orden de la Corte de Apelaciones sea revocada. Si esto no sucede entonces el escenario se trasladaría al Capitolio en la capital federal. Esto se debe a que los jueces en su decisión dejaron saber que la FCC “no tiene el poder de actuar a menos que el Congreso se lo otorgue” dando pie a que la FCC solicite al Congreso el mandato necesario para exigir que el “broadcast flag” se cumpla.

De haberse implantado el “broadcast flag” presentado por la FCC en noviembre de 2003 manufactureros de equipos que reciban señales digitales de televisión hubiesen tenido que incluir los circuitos necesarios para impedir que sus productos pudiesen grabar o permitir que otro equipo pudiese grabar. Ejemplos de esto lo son el proveer una salida con señal análoga una salida con señal digital compatible con ciertos equipos de baja calidad o una salida con señal de alta calidad para equipos que a su vez cumplan con esta regulación.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Google promete acelerar sin costo el acceso a internet

Próxima entrada o post

El nuevo código y la tecnología: una actualización de las leyes