¿Alguna vez te ha pasado que no te has sentido nada de content@ al tener que decirle a alguien “te lo dije”?

Así me siento yo ahora.

ANUNCIO

En 2004, escribí un reportaje investigativo sobre algo que se conoce como la “geolocalización”, sistema por el cual se puede determinar el lugar de donde te estás conectando y presentar información de acuerdo a esta información.

Eso está fantástico para cuando necesitamos saber donde estamos y hacia dónde vamos, pero a la hora de realizar compras por internet, no siempre resulta ser del todo “fantástico”.

En el reportaje, titulado “‘Internet incompleto’: cómo la geolocalización está afectando el uso de la internet en P.R.”, presento un escenario en el cual varias personas hablan sobre un producto a la venta en internet. Una dice que el producto está a $19.99 y le envía el link o enlace de la tienda a la otra. Cuando esta entra al enlace descubre que el producto vale $34.99. Entra una tercera persona a la conversación y todas reaccionan incrédulas al hecho de que una está viendo un precio distinto a las demás.

Cito de aquel reportaje de 2004:

¿Porqué Petra obtiene, del mismo sitio de internet, un precio diferente al que obtienen su primo y su amiga? La respuesta es la tecnología de la geolocalizaciónEsta historia es ficticia, más sin embargo podría suceder en un futuro no muy lejano.

Fast forward al 2012. Ayer el Wall Street Journal publicó un reportaje investigativo en el que demostró que sitios en internet de tiendas de todo tipo (Staples, Office Max, Home Depot, Office Depot, Lowes, Orbitz, etc.) ajustan los precios de acuerdo al lugar de donde la persona se esté conectando.

El Journal demostró y confirmó que, en efecto, esto estaba sucediendo como norma y no como excepción.

Entre los hechos más reveladores presentados en el reportaje están:

> los precios pueden aumentar un promedio de 8%, que en el caso del sitio de internet de las tiendas Staples, el precio de los artículos mostrados en línea era más caro 86% de las veces cuando la persona que se conecta vive cerca de una tienda física de esta cadena pero lejos de una de su competencia

> si uno vive a 20 millas de una tienda competidora de Staples, el porcentaje baja de 86% a tan sólo un 20%

> En el caso de Home Depot, el Journal encontró hasta cinco precios distintos, todos basados en el código de área detectado o provisto

La misma fuerza innovadora que nos ha traído todos estos avances tecnológicos de los cuales disfrutamos ha logrado convertir en un algoritmo o f’órmula en un programa de computadora la siguiente idea: “como viven lejos de una tienda de mis competidores, clávalos con el precio más alto. ¿Para qué les voy a dar un precio bajo si, total, cuando saquen cuenta de cuanto les cuesta en tiempo y gasolina ir a una tienda de mi competidor verán que les sale más caro? Para que se los gasten en eso, ¡mejor que lo gasten conmigo!“. O algo así. Y es gracias a estos algoritmos que vemos situaciones como las descritas aquí y que describí en 2004.

Pero esto no es todo. La parte que más me duele tener que informarles a ustedes y la principal razón por la cual no estoy nada de contento en decirles la fastidiosa y la tosa frase “¡te lo dije!” es el siguiente dato revelado por el Journal:

The Journal found that Puerto Rico was generally shown the higher prices no matter how close the ZIP Code was to local OfficeMax or Office Depot outlets.

Traducción: “el Journal encontró que a Puerto Rico generalmente se le muestran precios más altos no importa cuan cerca el código postal (provisto) esté de un OfficeMax o un OfficeDepot local”. Puedes ver el reportaje completo aquí.

Como dicen en el campo: “más claro no canta un gallo”.

La realidad es que el que a alguien le ofrezcan un producto o servicio más caro en un lugar que en otro no es nuevo ni tampoco ilegal. Eso ha existido desde que el mundo es mundo y se llama mercado libre.

El problema aquí es que ¡se suponía que esto no iba a pasar en la internet! Tal cual dice el Journal, la expectativa de comprar en línea era que la internet iba a servir como una especie de ecualizador o igualador de condiciones. Pero ya es obvio de que la innovación es un cuchillo de dos filos…

Pero, ¿qué se puede hacer?

Hay varias cosas que se pueden hacer: conectarse por medio de una conexión a internet que nos identifique como que originamos de Estados Unidos (ya sea por el proveedor que usemos o mediante un “proxy server”), no indicar el código postal hasta que sea absolutamente necesario (como por ejemplo, cuando vayas a proveer la dirección a la cual deberán realizar el envío) y hacer uso de las capacidades “privadas” del navegador (“InPrivate” en Internet Explorer, “Incognito” en Chrome, etc.). Sin embargo, tal vez hacer una o varias de estas cosas resulten ser complicadas para la mayoría de las personas.

Lo cierto es que esto está aquí, y llegó para quedarse.

Y resulta triste reconocer que hace ocho años te lo dije.

4 comentarios

  1. lordtinuviel
    12/26/2012 | 1:38 pm a las 1:38 pm — Reply

    si utilizas shoprunner puedes tener free shipping to Puerto Rico

  2. mafponce
    12/25/2012 | 6:19 am a las 6:19 am — Reply

    y mientras aqui seguimos comprando productos de compañias como motorola que si le da moho acualquier parte de tu dipositivo te quitan la garantia no vamos a lograr nada hay que despertar gente las compañias de equipos electronicos motorola y claro pr tienen una forma de bregar malisima eso se acaba cuando no los apoyemos comprando sus productos o servicios total que tiene motorola que no tenga samsung o otras mejor AASI QUE NO COMPRES MOTOROLA

  3. rammolo
    12/25/2012 | 12:30 am a las 12:30 am — Reply

    Wilton, me acuerdo muy bien de ese reportaje, aunque ha cambiado dramaticamente ya que muchos de nosotros
    tenemos en el smartphone un IP de EU, anyway a la hora del shipping viene la otra “clava” sites como Newegg que es donde mas compro tiene free shipping menos para PR, creo que hay legislacion para detener esto pero por lo que veo se pondra peor.

    Aqui unos de los “threads del antiguo foro sobre el tema.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Deja que Santa Claus o los Reyes soprendan a tus hijos

Próxima entrada o post

Sigue a Santa Claus esta noche desde tu computadora o móvil