Xperia T - Imagen: Sony Mobile

Sony es otra compañía que tuvo mucho que anunciar hoy en IFA en Alemania. Presentaron tres nuevos móviles con el sistema operativo Android 4.0 “Ice Cream Sandwich”, siendo el modelo Xperia T el que más llamó la atención.

El Xperia T, que en algunos mercados será conocido como el Xperia TX, tiene una pantalla de 4.55 pulgadas y una resolución de 1280 x 720. Este dispositivo tiene procesador 1.5 GHz doble-núcleo Qualcomm Snapdragon S4, una cámara trasera de 13 megapíxeles capaz de grabar vídeo en 1080p alta definición, cámara frontal capaz de grabar vídeo en 720p HD y 16GB de almacenamiento.

No hay precio ni fecha de disponibilidad. El mismo estará disponible en colores blanco, negro y plateado.

ANUNCIO

Xperia J - Imagen: Sony Mobile

El Xperia J y V

Sony lanzó dos móviles un poco más sencillos, pero con sus respectivos atractivos. El Xperia J es un móvil que apela a aquellos que buscan un móvil con buen diseño y que sea económico. El mismo tiene una pantalla de 4 pulgadas, procesador de 1GHz, cámara de 5 megapíxeles, 4GB de almacenamiento interno, puede expandirse con tarjeta microSD.

Xperia V - Imagen: Sony Mobile

Mientras el Xperia V tiene una pantalla de 4.3 pulgadas, más grande que la del Xperia J, pero más pequeña que la del Xperia T. Por lo demás el Xperia V lleva las mismas especificaciones que el Xperia T, pero tiene conectividad 4G LTE. Este móvil también es resistente al agua, no debe confundirse con ser a prueba de agua, así que solo resiste el impacto de agua, pero no resiste el ser sumergido.

ANUNCIO

Tal y como indiqué con el Xperia T, ambos el J y el V no tienes precio ni fecha de disponibilidad anunciada.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Samsung lanza la Galaxy Camera, impresionante cámara con sistema operativo Android 4.1 "Jelly Bean"

Próxima entrada o post

Tecnético en Tu Mañana por Univisión: cosas de AT&T de las que nunca te enteras