Luego de que hace doce años su hijo sufriera un accidente mientras manejaba ebrio teniendo como consecuencia daño cerebral menor un inventor de la Florida Estados Unidos ha desarrollodo un invento que promete con tan sólo tocarlo evitar que personas bajo los efectos de bebidas alcohólicas estén tras el volante.

Dennis Bellehumeur de 54 años ha ideado un sensor que instalado en un guía o volante de un automóvil puede impedir que este encienda o arranque si detecta que el conductor está sobre el límite legal de alcohol en la sangre.

Este sensor realiza una prueba en la piel del conductor y si su resultado es que ha tomado copas de más (o sea que su nivel de alcohol en la sangre exceda los límites impuestos por ley) impedirá que este sea conducido posiblemente salvando la vida del conductor como de otras personas.

En entrevista con Prensa Asociada Bellehumeur que actualmente se desempeña como agente de bienes raíces la ciudad de Fort Lauderdale dijo que el accidente “fue como una llamada de alerta”. “Quise hacer algo. Espero que algún día reciba una llamada de alguna persona diciendo estaba ebrio y pude haber matado a alguien pero por tí no pude arrancar en el auto” concluyó diciendo.

Además de instalarse en el volante de un auto el sensor que ya recibió una patente también puede ser integrado en guantes. Bellehumeur dijo que espera completar las pruebas durante este año y que inicialmente el costo de este invento sería de unos $600.

ANUNCIO

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Por fin la pregunta "¿quién canta esa canción?" tendrá respuesta

Próxima entrada o post

Pa' la calle la tecnología Wi-Fi