Se supone que cuando uno sale de su entorno regular sea para disfrutar, apreciar o experimentar algo distinto a, bueno, eso que regularmente disfrutamos, apreciamos o experimentamos.

Esa idea parece no tener cabida en la mente de muchas personas hoy día a juzgar por lo capturado en este vídeo de un canal de televisión.

Durante una pausa comercial como parte de la transmisión de un juego de béisbol del equipo Diamondbacks vs. Rockies, los locutores o narradores del juego realizaban una mención comercial, y generalmente el director para televisión muestra tomas del estadio del equipo en el dugout o de los fanáticos en las gradas.

ANUNCIO

En esta ocasión, al director le pareció apropiado mostrar una toma de un grupo de ocho colegialas que parecían estar totalmente enajenadas de lo que acontecía a su alrededor. En vez, las ocho chicas dedicaron su tiempo y atención a tomarse selfies de todo tipo: con expresión, sin expresión, en duo o en solitario, con un churro o un hot dog…los selfies no paraban.

Mientras esto sucedía, los locutores comentaban al respecto, dejando entrever el cómo la tecnología había dado paso a esta nueva forma de comportarse en público. “¿Hay que hacer esas muecas cuando te tomas un selfie?”, “¡esa es la mejor de las 300 fotos de mi misma que he tomado hoy!”, “¡bienvenidos a lo que es ser padre en 2015!” y “¡están completamente paralizadas por la tecnología!” fueron algunos de los comentarios llenos de sarcasmo y humor que los locutores realizaban mientras la cámara captaba a las jóvenes en lo suyo.

El vídeo muestra cómo no hubo hot dog, churro, bebida ni mantecado que se salvara de aparecer en un dichoso selfie. Ah, y por cierto, sí hubo una jugada en el partido. ¿Y eso qué importa? ¡Estoy tomando selfies! (hay dos versiones del vídeo por si acaso alguna está bloqueada)

Está bien que tengamos con nosotros todo el tiempo la tecnología que más nos gusta. Pero el dejarse “tragar” o absorber por esta, robándonos la oportunidad de disfrutar aquello que es la razón por la cual salimos de la rutina es una tragedia de tiempos modernos que sólo con educación y civismo podremos mejorar.

Digo civismo porque me ha pasado que estando de viaje con alguien, tengo que detener el recorrido o desviar mi atención de lo que ocurre a mi alrededor debido a que la obsesión por postear en las redes sociales, y que tiene que ser en ese momento y ni un segundo más tarde. Esto es una falta de consideración y de civismo con la otra persona y me saca de quicio cada vez que pasa.

Cuando salgas a pasear o compartir con otras personas, saca la cabezota del celular y disfruta el momento, que la vida es sólo una. Cuando te mueras, ni te llevas el celular con el que tomaste las fotos, ni la computadora donde las grabaste ni la red social donde las compartistes porque pa’ donde vas de seguro ni hay electricidad, cables USB, cargadores, Wi-Fi/Bluetooth, internet ni red celular y de seguro hay mejores cosas que hacer que ponerse a ver selfies.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Con la serie Gram, LG debuta en el mercado de laptops en Estados Unidos y Puerto Rico

Próxima entrada o post

En riesgo de robo de identidad 15 millones de clientes de T-Mobile