Si conoce a alguien que le apasiona la música le gusta intercambiar CDs y lo escucha diciendo “lala” esto no significa necesariamente que esté tarareando una canción.

Lala.com anunció hoy que estará ofreciendo un servicio que permite que amantes de la música puedan intercambiar discos compactos (CDs) estilo eBay.

La compañía fue formada luego de que sus fundadores Bill Nguyen y John Cogan escribieran una canción mientras escuchaban al grupo pop “Fountains of Wayne” en la que se expresaban sobre la “terrible experiencia en la que se ha convertido el comprar música”.

ANUNCIO

Funciona de esta manera: miembros de lala.com podrán intercambiar CDs que tengan por otros que otros miembros del servicio tengan. Estos CDs son enviados por correo en sobres pre-franqueados que lala.com le provee a ambos.

Si el CD no esta disponible para intercambio los usuarios podrán adquirirlo a precios razonables mediante la compra del CD en sí o por descarga digital (“download”). Ademas el sitio proveerá un sistema de búsqueda y recomendaciones que busca revivir el concepto de las tiendas de discos de antaño en donde melómanos se reunían para escuchar discutir y comprar música.

Con una inyección de capital de US$9 millones por parte de las firmas de inversiones Bain Capital e Ignition Partners el servicio comenzará a operar sólo por invitación (siguiendo el estilo de compañías como Google y Microsoft) y ofrecerá durante esta etapa 1.8 millones de títulos a un costo de US$1. Según un parte de prensa emitido por la compañía este precio es el mismo que se paga por comprar una canción excepto que el centavo adicional compra el resto del disco.

ARTISTAS NO SE QUEDAN FUERA
Aunque según la “doctrina de venta en primera instancia” (“first sale docrine”) que es parte de la ley de derechos de autor de los Estados Unidos el dueño de un disco compacto legal puede disponer de este sin que medie permiso o pago de regalías adicionales al dueño(a) de los derechos de autor lala.com no los dejará fuera de la transacción monetaria.

Para esto la compañía ha dispuesto el separar 20% de las ganancias por concepto del servicio de intercambio de música que serán pagaderos a quien sea dueño del derecho de autor de dicho CD. Esto marcaría la primera vez que artistas reciban regalías cuando un CD usado cambia de manos.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

¡EN VIVO! Blog de la presentación de Apple

Próxima entrada o post

En camino los súper músculos