Cuando en 2013 Microsoft llevó a cabo en San Francisco su conferencia para programadores y desarrolladores Build, uno de los grandes anuncios allí hechos fue la llegada de la primera tablet de pantalla pequeña (8″ para ser exactos) con Windows 8.

Con la Iconia W3 de Acer y productos similares, se suponía que Microsoft iba a poder competir efectivamente con el iPad y las tablets Android, ya que de por sí Windows 8 provée una mayor funcionalidad, de acuerdo a Microsoft, y es por esto que hicieron todo un show al respecto.

Pues a todos aquellos que compraron una de estas tablets y, ahora que Windows 10 ya está disponible, pensaban actualizar, me temo que no les tengo buenas noticias.

Acer confirmó en su sitio web que la Iconia W3 quedó fuera del listado oficial de modelos que serán apoyados por la firma, refiriéndose a proveer “drivers” (programación especial) y demás recursos, para que estos puedan ser actualizados a Windows 10.

Acer Iconia W3 con Windows 8

Dueños de la Iconia W3 pueden de todos modos intentar actualizar. Sin embargo, su experiencia de uso de Windows 10 podría verse afectada al no contar con el respaldo oficial de Acer.

ANUNCIO

Aún con el respaldo de Microsoft, la Iconia W3 fue un ejercicio muy mal pensado, pareciendo que fue creada para que existiése en el mercado un producto dentro de un marco específico de precio y no pensando en realmente proveer una buena experiencia Windows en un empaque compacto como lo es una tableta con pantalla de 8″.  Como resultado, y según tengo entendido, las ventas fueron decepcionantes, aún cuando su precio sugerido era de US$379.99, precio que para aquel entonces era “económico”.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

¿Realmente hace falta gastar US$600 por un buen teléfono? Yo digo que NO

Próxima entrada o post

Privacidad en Windows 10: una guía de lo que debes o no debes permitirle a Microsoft