A principios de 2016 escribí sobre cómo en un futuro no muy lejano (25 años, para ser exacto), a los seres humanos se les prohibiría conducir automóviles.

El por qué de esta predicción es una larga historia que te invito a leer, pero con lo que le acaba de suceder a Hans Noordsij en Holanda con su Tesla, estoy seriamente pensando reducir ese término de tiempo.

Dos segundos antes de que ocurriera un  aparatoso accidente en la carretera A2, una de las principales vías de rodaje en ese país que conecta a la capital con la ciudad de Utrecht y por donde transitaba Noordsij y su familia, los sensores y radares a bordo del Tesla concluyeron que algo iba a pasar, y así fue.

ANUNCIO

¿Lo captaste?

Primero se escucharon cinco fuertes sonidos agudos (“pitos”). Luego el Tesla reduce su velocidad y en cuestion de apenas dos segundos, ¡se produce un accidente de dos vehículos que transitaban por el mismo carril por donde iban!

El Tesla pronosticó, predijo, vaticinó…descríbelo como tu quieras que ese accidente iba a ocurrrir.

¿Cómo?

VIENDO LO QUE LOS HUMANOS NO VEN

Lo que parece magia, o como describen en algunos memes por ahí, “brujería”, es fácil de explicar.

Los vehículos Tesla integran un avanzado y complejo sistema de sensores y radares que constamente reportan a una computadora a bordo lo que está pasando alrededor.

Esta computadora está recibiendo de forma recurrente data acerca de velocidad de movimiento del auto, de los autos y objetos a la redonda así como distancia, dimensiones y varios parámetros más.

Los sensores del Tesla analizan todo alrededor del vehículo (captura de pantalla por Tecnético)
Los sensores del Tesla analizan todo alrededor del vehículo (captura de pantalla por Tecnético)

La única misión de la computadora es tomar toda esa data y convertirla en información que la computadora pueda utilizar para, de ser necesario, tomar acciones que tengan efecto en los sistemas vitales del auto (aceleración, desaceleración, etc.). Este vídeo ilustra lo que explico.

ENTONCES, ¿CÓMO LO HIZO?

Aquí lo que pasó fue que la computadora del Tesla detecto una desaceleración abrupta del auto justo en frente, causando que el sistema emitiera una alerta (“los pitos”) y de forma inmediata pero segura reducir la velocidad del auto. Todo esto en tan solo un par de segundos.

¿Podría un ser humano haber actuado de forma similar? Es posible, pero tendría que ser alguien que esté “como zombie” pendiente a todo lo que pasa. Sin embargo, esto le prohibiría ser el conductor, y en el tiempo que tarde en pasar la información a quien conduzca el auto muy posiblemente ya sea demasiado tarde.

Esta combinación de computadoras, sensores, radar, algoritmos y, eventualmente, comunicación de dos vías tanto entre autos como la infraestructura de transportación, hará que la seguridad en las vías aumente a niveles nunca antes vistos, aún cuando aumente la cantidad de vehículos en tránsito.

Es esta, querido lector, la razón por la cual, eventualmente, las computadoras serán quienes conduzcan por nosotros.

¿Te gusta conducir? Disfrútalo mientras se pueda, pero hazlo con precaución.

2 comentarios

  1. Carmen Montañez
    28 de December de 2016 | 3:39 pm a las 3:39 pm — Reply

    Personalmente, nunca he disfrutado de conducir un auto. Tal vez, como aprendí a guiar tarde en la vida (luego de los 40 años), menos me gusta. Pero, la evidencia es contundente. Los seres humanos no somos los mejores conductores de autos. Creo, al igual que usted, que en un futuro no muy lejano, los humanos dejaremos de conducir autos, por el bien de la humanidad…

  2. Wilfredo Pereira
    28 de December de 2016 | 2:13 pm a las 2:13 pm — Reply

    Mi guagua riene muchas de esas funciones incluyendo la de pegar freno para evitar una colision y no es un Tesla. La tengo ya hace un año. Lo mas importante de esto es el encintado (lineas) de las carreteras lo que los sensores usan como guias ademas de la distancia, velocidad, etc. Y los encitados de nuestras carreteras estan como el chupacabras, no se ven!

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Hace 20 años, en 1997, fui por primera vez a CES, y esto fue parte de lo que vi

Próxima entrada o post

Mejora el servicio de T-Mobile en el centro comercial San Patricio Plaza en Puerto Rico