A primera instancia, uno pensaría que no hay forma de que alguien fuese capaz de poner a competir para ver cual corre más un auto de producción -no de carreras o Formula 1- contra un gigantesco avión con dos turbinas como lo es un 737 de Boeing. Estamos hablando de un avión. De pasajeros. De los que vuelan.

Esta idea, por más descabellada que suene, fue puesta en práctica en Australia por Qantas, la aerolínea nacional de ese país, para anunciar una interesante alianza con el fabricante de autos eléctricos Tesla y del cual publicaron un vídeo el pasado domingo.

La idea de este desafío, llevado a cabo en el aeropuerto Avalon ubicado en el sureste del mencionado país, es el promover las iniciativas que la aerolínea ha estado llevando a cabo desde 2012 para aumentar y mejorar la sostenibilidad de sus operaciones y cómo estas afectan el medioambiente, algo que resulta estar perfectamente alineado con la razón de ser de los autos eléctricos que fabrica Tesla.

ANUNCIO

“Ambas empresas para las cuales laboramos les apasiona impulsar los límites del servicio al cliente, innovación y sostenibilidad en la industria de la transportación”, dijo Alan Milne, ejecutivo a cargo de ambiente y combustibles en Qantas.

Suministrada
Suministrada

“Somos grandes admiradores de la forma como Tesla ha transformado el sector de autos eléctricos como una marca premium, y esperamos compartir nuestro acuerdo y avanzar el trabajo en usar biocombustibles como reemplazo a combustible para aviones que empezamos en 2012. Qué mejor manera de celebrar nuestro trabajo en conjunto que teniendo una singular carrera-auto versus avión”, terminó diciendo Milne.

Pero este acuerdo no queda ahí.

Qantas proveerá oportunidades a sus viajeros frecuentes para que prueben los vehículos Tesla, empresa que por su parte ha nombrado a Qantas como “su línea aérea preferida en Australia” y todos los dueños de este modelo de auto recibirán una membresía en el Qantas Club. Además, todas las emisiones que ocurrieron durante esta singular carrera serán equilibradas o canceladas por medio del programa Future Planet de Qantas. Y como si fuera poco, Tesla instalará estaciones de recarga en las área de Qantas Valet en los aeropuertos de Sydney, Melbourne, Brisbane y Adelaide.

Suministrada
Suministrada
Suministrada
Suministrada
Suministrada
Suministrada

¿Cual de los dos ganó? Mejor es que veas el vídeo y determines, de acuerdo a lo que veas, si el Tesla gana con la repentina aceleración con la que parecía aventajar al avión o el Boeing literalmente deja atrás al Modelo S cuando alza vuelo.

Dinos cual de los dos crees que ganó en los comentarios.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Conoce al hombre que con ataques cibernéticos manipuló las elecciones en 9 países de Latinoamérica

Próxima entrada o post

SimSimi: la nueva app de inteligencia artificial genera controversia