En los ochenta, el CES era para mi algo que solo veía en revistas. Era casi como las primeras líneas con las que empieza la tercera parte de Star Wars (o sea, la primera película): “…in a galaxy far, far away…“.

Sabía del CES porque parte de mi educación en menesteres de tecnología era religiosamente cada mes leer de portada a portada revistas de computadoras que en aquellos tiempos se publicaban: Compute!, Antic, Popular Mechanics, Analog Computing, Byte, PC Magazine y muchísimas más.

Todas reportaban dos veces al año lo que pasaba en ese importante evento (sí, para aquellos tiempos y hasta 1994, CES se realizaba en enero en Las Vegas y en junio en Chicago), y mi imaginación se iba a volar.

MI LLEGADA A LA GALAXIA

Entonces llegaron los noventa, y mi trabajo en la industria de la electrónica para el consumidor (hoy se le llama “tecnología para el consumidor”, a Dios gracias) me acercó a esa lejana galaxia llamada CES.

El turno de poder ver con mis propios ojos lo que sucede en este importante evento me llegó en 1997, y yo estaba que no cabía de la emoción. ¿Será como se ve en las fotos de las revistas? ¿Realmente es tan grande como lo describen?

Oye, ¡estoy hablando del evento donde debutaron tecnologías que han cambiado al mundo!: el VCR en 1970 (el de tipo VHS en 1977),  CD en 1981, la consola NES de Nintendo en 1985, mi adorado MiniDisc en 1993, el DVD en 1996, el Xbox en 2001, el Blu-ray en 2003, los televisores OLED en 2008. La lista es larguísima, y eso que he omitido un montón más de lanzamientos importantes ocurridos en este evento.

Este 2017 se cumplen 20 años de aquel frío y seco enero en la ciudad de Las Vegas en el que aquello que para mi era solo una lejana fantasía, estar en el epicentro tecnológico del planeta, se convertiría en realidad.

Lo que jamás, jamás, JAMÁS PENSÉ es que aquel viaje extraordinario se convertiría en algo ordinario por dos décadas, y que la ciudad de Las Vegas pasaría a ser, junto a Miami, República Dominicana y Nueva York, como mi segunda casa. ¡Ahora tengo hasta amistades y familia residiendo en esta ciudad!

De ese primer año en CES tengo muchísimos recuerdos y anécdotas, pero fotos…solo una, tomada en la habitación del hotel Bally’s.

El CES en 1997: ¡más grande que grande! Wilton en su habitación en el hotel Bally's
El CES en 1997: ¡más grande que grande! Wilton en su habitación en el hotel Bally’s

Afortunadamente la internet, con su infinita memoria, acude a mi auxilio para poder mostrarte en fotos y en video lo que yo vi la primera vez que fui al evento más importante de la industria de la tecnología para el consumidor.

Así fue, en 1997, el CES.

Entrada bajo el ya famoso arco del CES en 1997 (foto: CTA)
Entrada bajo el ya famoso arco del CES en 1997 (foto: CTA)
El DVD fue presentado en 1996, por lo que en 1997 lo presentado en CES era mejor y más barato que el año anterior (foto: CTA)
El DVD fue presentado en 1996, por lo que en 1997 lo presentado en CES era mejor y más barato que el año anterior (foto: CTA)
¿Qué? ¡Un televisor PLANO de CUARENTA PULGADAS! ¿El más grande del mundo? WOW!
¿Qué? ¡Un televisor PLANO de CUARENTA PULGADAS! ¿El más grande del mundo? WOW!
Tal vez te estás riendo al ver esta foto de un "camcorder", pero para 1997, la Viewcam de Sharp era el iPhone de las cámaras de vídeo. ¡En serio! (foto: CTA)
Tal vez te estás riendo al ver esta foto de un “camcorder”, pero para 1997, la Viewcam de Sharp era el iPhone de las cámaras de vídeo. ¡En serio! (foto: CTA)
CES siempre ha sido así: gente, gente y más gente, por todos lados. (foto: CTA)
CES siempre ha sido así: gente, gente y más gente, por todos lados. (foto: CTA)

Con la internet comenzando a despuntar en importancia, el CES también fue escenario para que empresas de este sector aprovecharan el evento y así mostrar sus más recientes esfuerzos, según la crónica de uno de mis programas de TV favoritos acerca del tema, Computer Chronicles.

¿Alguna vez has querido ir a este evento? Cuentame qué es lo que te motiva a querer ir.

1 comentario

  1. José l Velázquez padilla
    12/28/2016 | 12:14 pm a las 12:14 pm — Reply

    Saludos: El tiempo amarado con los ańos nos llenan de mucho conocimiento dándote ese tiempo el mismo para seguir aprendiendo y transmitiendo todo ese conocimiento adquirido te felicito por siempre y en especial en esta navidad,sigue junto al tiempo que este te llevará a lo inimaginable que el ser humano puede crear en la tecnología,muchas gracias por permitirnos viajar junto a ti en esos tiempos

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

A los clientes de T-Mobile de allá sí les dan las gracias constantemente, pero a los de Puerto Rico no

Próxima entrada o post

Este Tesla prediciendo un accidente demuestra por qué en el futuro será ilegal que humanos conduzcan