Pagos a personas para que escribieran falsas reseñas préstamo a periodistas de productos modificados para que funcionen bien y sellos de certificación falsos colocados en sus productos son algunas de las alegaciones contra la empresa de accesorios Belkin las que amenazan con minar la credibilidad de esta empresa y la confianza del consumidor en sus productos.

La primera práctica que salió a la luz pública fue la de alegadamente solicitar que personas escribieran reseñas positivas de productos Belkin en Amazon.com sin importar que la persona lo tuviese no lo tuviese o nunca lo haya probado.

Estas solicitudes se realizaron a través de un sitio que es parte de Amazon.com llamado “Mechanical Turk”. El mismo funciona como una especie de anuncios clasificados en el que se requiere la asistencia de un ser humano al cual se le paga para que realice tareas que a una computadora le resulta imposible o difícil de realizar. Los trabajos son variados e incluyen desde identificar el contenido de fotos o imagenes hasta transcribir grabaciones de audio.

En este una persona llamada Mike Bayard alegadamente publicó “docenas” de anuncios en el Amazon Mechanical Turk con el título “Write a Positive 5/5 Review for Product on Website” (escriba una reseña positva 5/5 de producto en sitio web). El sitio web en cuestión es en el área de reseñas de usuarios de productos a la venta en el mega sitio de ventas por internet Amazon.com.

Además este requería que se marcaran reseñas que no hablaran bien del producto como “no resultaron útiles” aparentemente tratando de desprestigiar la opinión de otra persona que posiblemente sí ha utilizado el producto.

Arlene Parsa del blog The Daily Background fue quien descubrió estos anuncios. Pero no fue hasta que leyó las guías de cómo se debía de realizar el trabajo que despertó sospechas. Estas guías le pedían a la persona considerando realizar el trabajo que “siempre le otorgara una calificación de 100% (lo más alto posible)” “escribe (la reseña) como si tuvieses el producto y lo usaras” y “darle gracias al sitio (que lo vende) por venderlo a tan buen precio”.

ANUNCIO

Luego de una investigación Parsa descubrió que Mike Bayard resultó ser el representante de desarrollo de negocios de Belkin International. Este está a cargo de la venta de productos Belkin a cuentas de sitios de internet importantes como Amazon.com.

Según Parsa los pedidos de reseñas positivas de Bayard son para un “router” de Belkin que constantemente recibía recomendaciones negativas por parte de personas que alegadamente lo habían adquirido buscando con estos pedidos mejorar la imagen ante posibles compradores.

“Esto no se les debe dejar pasar. Bayard también ha estado pagando a la gente para que escriban reseñas falsas en otros sitios de venta por internet como Buy.com y Newegg.com” dijo Parsa en su blog. “Falsificar reseñas no solamente va en contra de los términos de servicio de Amazon.com es además poco ético y engañoso” enfatizó.

“MEA CULPA” DE BELKIN
Luego de que Parsa destapara esta práctica de uno de sus ejecutivos el presidente de Belkin Corporation Mark Reynoso envió una misiva en la que alegan no participar ni endosan de las prácticas reveladas. Esta también fue colocada en el sitio de internet de Belkin.

Sin embargo la empresa dijo que tomaría acción para recuperar la confianza de los consumidores aceptando con esto de que en efecto la práctica estaba siendo llevada a cabo.

“Fue con gran sorpresa y consternación que descubrimos que uno de nuestros empleados posiblemente ha publicado una serie de solicitudes en el sitio web Amazon Mechanical Turk invitando a los usuarios a que escriban reseñas positivas de productos Belkin a cambio de paga” dijo Reynoso.

El ejecutivo se comprometió a retirar los anuncios de oferta de trabajo y a trabajar de cerca con sitios de internet que hayan publicado reseñas como resultado de las ofertas de trabajo para que estas sean retiradas.

De igual forma Reynoso aseguró que sus canales de venta no tenían conocimiento ni participación en esta práctica.

“COMÚN” LA PRÁCTICA
Por otro lado una persona que alegadamente trabaja para Belkin aseguró al blog Gizmodo que esta práctica es muy común.

Este alega que en adición de realizar estas prácticas la empresa incure en falsificar los logos de certificación que aparecen impresos en los empaques de los productos y enviar a reporteros productos con modificaciones para que estos funcionen adecuadamente contrario a la experiencia que tienen las personas que actualmente compran el producto.

Este empleado también afirma que la empresa tuvo que cancelar su área o “booth” de exhibición en el Consumer Electronics Show de este año debido a que no contaba con los fondos necesarios y que la empresa está en una “situación precaria”.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Navaja de bolsillo USB, Bluetooth y...¿qué?

Próxima entrada o post

Casi un hecho el cambio a Junio de la transición a TV digital