¿Te acuerdas de las páginas amarillas?

Ya sea que a tu mente venga las de papel o las electrónicas, la realidad es que con la llegada de las redes sociales (medio que ya lleva con nosotros -créelo o no- más de 10 años), el asunto de localizar comercios, tiendas y establecimientos que nos interesan (así como detalles acerca de estos), la búsqueda se ha movido de lo amarillo a lo azul (por los colores emblema tanto de Facebook como de Twitter).

En el caso específico de Facebook, los Facebook Pages o páginas en Facebook han servido para que marcas, personalidades y negocios de todo tipo tengan una presencia fija y fácil de localizar dentro del mundo social creado por Mark Zuckerberg.

ANUNCIO

El proceso de no tan solo crear la página sino también mantenerla no podría ser más fácil de lo que es. Una vez creada, es cuestión de “llenar los blancos”. En otras palabras, es proveer información que ha sido predeterminada como “información básica” que se debería brindar. Restaurantes, cafés, tiendas y demás negocios que dependen de que tengan tráfico (o sea, que exista público que físicamente llegue hasta el lugar) deben de tener especial consideración con este detalle ya que esta información es vital para que el acto de consumo pueda llevarse a cabo.

Es por esto último que no me explico cómo es posible y me parece insólito que en estos tiempos, sabiendo el público masivo que tienen las redes sociales (Twitter: 560 millones; Facebook: 1,500 millones), existan comercios cuyos ingresos, repito y recalco, dependen de que el público los visite, no se hayan tomado el tiempo de ingresar en sus páginas en Facebook (y el caso de Twitter, el área de descripción) datos básicos…no, no: RE-QUE-TE-BÁSICOS como horarios y días de operación, detalles completos de los productos y servicios que ofrecen (ejemplo: el menú de un restaurante), números de teléfono, etc. para que no estén incompletas y así afecte su capacidad de llevar a cabo la razón por la cual fue creada: para que les traiga más negocio.

El domingo antes de haber escrito esta nota, tenía deseos de ir a cierto coffee shop en San Juan y quise averiguar primero si estaban abiertos (por que si no, ¿imagínate lo contento que me habría de sentir si llego hasta allá y está cerrado?).

Fui a su página en Facebook, solo para quedarme sin saber si abren o no domingo (que averigüé que sí abren, pero solo por que lo mencionaron en un post anunciando un brunch), y si se mantienen abiertos una vez termine dicho brunch. Sí, estaba el número de teléfono al cual pude llamar, pero ¿es en serio que prefieren que un empleado interrumpa sus labores para contestar el teléfono y dar una información que es más que obvio que debería estar en su Facebook?

La página en Facebook de Caldera Café
La página en Facebook de Caldera Café

Ok, Ok, en su “cover image” dice el horario (lunes a viernes desde las 7:00 a.m.). Pero para empezar, ese no es el único lugar donde se debe poner esa información. Se tomaron la molestia de explicar cómo llegar por transporte público, pero no pudieron: 1) poner el horario, y 2) actualizar la imagen con el hecho de que abren los domingos para “brunch”. Hay que ser adivino, parece.

¿Qué crees tú que pasaría si Facebook habilita una función de búsqueda para negocios que pueda indicarte si un negocio está cerrado o no en el momento que alguien hace la búsqueda? Lo que hace funcionar ese tipo de características se conoce como metadata, y una foto, imagen o ilustración que tiene pintado el horario no se considera metadata porque no es data que se pueda buscar mediante un “search” (valga la redundancia).

¿Es realmente tan difícil llenar estos blancos para que así la página cuente con la metadata necesaria?
¿Es realmente tan difícil llenar estos blancos para que así la página cuente con la metadata necesaria?

Si sigo mencionando ejemplos, esta nota sería kilométrica, pero estoy seguro que tú, apreciado lector, te has encontrado con esa situación a cada rato. No hay razón alguna que justifique la existencias de páginas de negocio que estén incompletas y carentes de información vital para que un cliente prospecto tome una decisión de compra o patrocinio.

El asunto aquí es que sencillamente no hay excusa: el tener y mantener una página en Facebook es gratis, y no se necesita un “experto” para proveer la información básica que uno esperaría encontrar.

Negocios que tengan presencia en Facebook, aquí va mi consejo…

¿en verdad tengo que aconsejarles sobre esto?

Mejor les dejo con esta famosa imagen, que de por sí lleva el mensaje mejor que cualquier escrito.

 

nike just do it logo
Completa y/o actualiza la información en la página de Facebook del negocio. HAZLO.

 

¿Has tenido experiencias de este tipo con negocios que en las redes sociales aparecen incompletos? Compártelas en el área de comentarios.

2 comentarios

  1. Luis R
    18 de April de 2016 | 7:33 pm a las 7:33 pm — Reply

    Esa función de Facebook ya existe. Si uno busca una página de un negocio le aparece si está o no abierto en ese momento siempre y cuando el horario esté presente.

  2. eliudpr
    18 de April de 2016 | 12:50 pm a las 12:50 pm — Reply

    Ayer me encontraba en el area de Mayaguez y busqué en Sal restaurantes de comida criolla. Encontre uno que me llamó la atencion y supuestamente permitia hacer reservaciones por la app. Trate de hacerla solo para indicar que debia llamar por telefono para eso, y cuando lo hice el telefono sonaba ocupado todo el tiempo. Trate de llegar por mi cuenta pero habia un tapon hacia donde esta el restaurant (en el Barrio El Maní). Al tener tantas interrogantes desisti de ir pq el tapon no era tan largo, pero el hambre y las dificultades para saber si podia llegar sin reservaciones alli pudieron mas. Dejo de vender su negocio por no funcionar el app.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Amazon facilita tu vida con botones de tus productos favoritos

Próxima entrada o post

Los podcasts llegan a Google Play Music...y el nuestro ya está allí