Si para que puedas utilizar tu iPhone tuviste o alguien que conoces tuvo que realizar un proceso que se llama “jailbreak”, presta atención. Es importante.

Un programador australiano ha admitido, de acuerdo a reportes provenientes de ese país, el haber creado un programa malicioso que realiza cambios en tu iPhone sin tu consentimiento.

Se trata de Ashley Towns, un estudiante de 21 años que confesó haber creado un “worm” o gusano cibernético que afecta a teléfonos iPhone al cambiar su “wallpaper” o foto de fondo a uno con la foto del cantante británico Rick Astley.

iPhone afectado por el gusano cibernético creado por
iPhone afectado por el gusano cibernético creado por el australiano Ashley Towns.

Dicho fondo gráfico tiene, además de la foto del cantante, las palabras “Ikee is never gonna give you up”, en clara alusión al éxito discográfico del cantante alcanzado durante los años 80 de nombre “Never gonna give you up”. Hay que recordar que el vídeo de dicha canción se convirtió en un de los “internet memes” (temas que se riegan de persona a persona por la red) más conocidos.

Tanto fue así que este ayudó a revivir la carrera del cantante a tal punto que los seguidores de MTV Europa lo nominaron a un premio de los MTV Music Awards de dicho continente al mejor acto de todos los tiempos, el cual ganó.

Sin embargo, el problema aquí no se trata de lo que este programa malicioso hizo, sino lo que otros programas maliciosos podrían hacer.

ANUNCIO

El problema es el siguiente: al realizar el proceso de “jailbreak”, es necesario instalar una herramienta de programación conocida como SSH, la cual permitirá acceso directo al corazón del teléfono. Para propósitos de ejemplo, es como si buscáramos una vena que fuera directo al corazón.

Esta herramienta funciona con un password o contraseña, el cual deberá ingresarse para poder tener acceso al área dentro del iPhone que, con programación especial, se logra desbloquear. Y como todo sistema que depende de esta medida de seguridad, este viene con una contraseña estándar que se supone deba ser cambiada por la persona que está realizando el “jailbreak”. Si ese password no se cambia por uno distinto al que vino originalmente, alguien puede lograr acceso al teléfono y hacer de todo.

Este caso, afortunadamente, resulto ser algo inocente o tal vez infantil.  Y según me dice nuestro editor de Apple Jose Izquierdo, no todo el mundo recurre a esta herramienta para realizar el desbloqueo, y él calcula que tan sólo un 30% de iPhones que han sido “jailbroken” podrían afectarse.

Pero, ¿y si fuese un programa que realizara llamadas internacionales, teniendo como consecuencia el acumular una costosa factura telefónica? ¿O que borrara toda la información almacenada en este, como contactos, fotos, etc.? ¿O que instalara una forma de retransmitir a internet, y por consiguiente, grabar las conversaciones efectuadas en este?

Como pueden ver, este es un GRAN problema que esperamos que sus protagonistas, tanto Apple como los creadores de la herramienta para hacer “jailbreak”, atiendan con caracter de urgencia. Hay que evitar que ese posible 30% de paso a que en un futuro no muy lejano se convierta en un número mayor.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Servicio de Apple como ninguno... excepto en Puerto Rico

Próxima entrada o post

Cuidado con el Censo, tu información puede valer mucho dinero