DataMambo.com

Desde su concepción hasta la producción, desarrollar hardware hoy en día es más fácil que nunca antes. Sin embargo, a lo largo del proceso aún existen múltiples elementos que hacen de esta una carrera para valientes, arriesgada y llena de retos.

Además de lo obvio, la cantidad de dinero necesaria para ir del concepto a la producción y distribución del hardware, los desarrolladores de hardware tienen que lidiar con la disponibilidad de piezas, certificaciones, atrasos y más para ver materializado su concepto. Eso sin contar con las diferentes alianzas que deben establecer con profesionales que no necesariamente comparten su trasfondo, y las personalidades que vienen con ello.

“Muchas de las cosas que hacen difícil desarrollar hardware siguen ahí. En cada paso del proceso hay embotellamientos (bottlenecks); eso es una gran frustración”, dijo Jonathan González, co fundador y CEO de Kytelabs, en su charla Why hardware is hard?, ofrecida en el H3 Tech Conference el pasado fin de semana. “¡Hacer un estimado preciso sobre el tiempo de desarrollo del hardware es verdaderamente difícil!”, añadió.

Jonathan González, CEO del hardware startup Kytelabs (foto de perfil de LinkedIn)
Jonathan González, CEO del hardware startup Kytelabs (foto de perfil de LinkedIn)

González explicó que, en comparación con el desarrollo de software, que típicamente se hace con un equipo pequeño, desarrollar hardware requiere en promedio la participación de unas 18 personas; un equipo seis veces más grande.

“Está el CEO, el hardware hacker, software hacker, diseñador industrial o ingeniero mecánico, diseñador gráfico, mercadeo, logísticas y apoyo al cliente. Además, envuelve alianzas con inversionistas, suplidores, manufacturero y detallistas. Entonces, para un producto como Sphero, por ejemplo, es alucinante la cantidad de alianzas que necesitas para vender este producto. En este caso específico alianzas a nivel de compañías como Disney”, explicó.

Otra gran dificultad en el desarrollo de hardware es asignar un precio de costo y precio de venta al producto.

ANUNCIO

“Nadie sabe con exactitud cómo calcular el costo porque hay muchos costos escondidos a lo largo del proceso. Por ejemplo, los fracasos y remplazos, que te toca absorber los costos porque son errores tuyos. Además, hay que contabilizar el ensamblaje, pruebas, manejo y envío; todo eso lo hacen humanos a quienes hay que pagarle. Por último, está el porciento que exigen los detallistas para poner tu producto en su tienda. En promedio, ronda el 40 por ciento”, dijo González.

Habló del ejemplo de TriggerTrap, un kickstarter que falló porque el desarrollo de su hardware se atrasó dos años, tiempo en el cual absorbieron todo el presupuesto que tenían y nunca pudieron sacar su producto para la venta. Documentaron magistralmente los detalles de su fracaso y las lecciones que aprendieron están disponibles públicamente aquí.

“En palabras simples, en una campaña kickstarter se desarrolla hardware con la velocidad que se mueve un tren. En mi opinión, esto solo debe hacerse en el momento correcto, que es cuando el producto está maduro; cuando necesitas el dinero o el mercadeo”, opinó González, quien aconsejó que los desarrolladores de hardware deben “moverse rápido en la validación de la idea y lento en su planificación”.

Dicho esto, González recalcó que desarrollar hardware sí es más fácil hoy día.

“Estamos al comienzo de una revolución cuando se trata de startups de desarrollo de hardware. La gente está dispuesta a pagar por hardware, lo que atrae inversionistas, y las inversiones están en su etapa más alta. Lo que más me motiva a desarrollar hardware es que creas una conexión con el consumidor mediante la experiencia que le ofreces con el producto. Sí, es difícil, pero también absolutamente maravilloso. Ese momento en que puedes sostener el producto y dárselo a alguien más, es estupendo”, finalizó.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

"El futuro del empresarismo está en el salón de clases"

Próxima entrada o post

Con este app dirás adiós para siempre a la incertidumbre por no saber el estatus de tu hipoteca