Store closing -m01229-Flickr
Foto: m01229/Consumerist pool at Flickr

No es secreto que las cosas no están bien para las tiendas de electrónica en los Estados Unidos y Puerto Rico.

Durante los pasados años hemos visto como en nuestros vecindarios se han ido reduciendo las opciones para ir y obtener de forma inmediata el producto electrónico que queremos. Apenas hace un mes se confirmó el cierre de más de mil tiendas RadioShack, y recientemente TigerDirect decidió “tirar la toalla” y cerrar 32 de sus 35 tiendas.

Lógicamente, estas situaciones hacen que muchas personas piensen que el cierre de una tienda, particularmente justo luego de que se anuncia el inicio de la venta de liquidación, es el momento perfecto para ir y “arrasar”. Sin embargo, no es así.

Tal y como varios reportes (este, este, este, este también y este otro) en el sitio de defensa  al consumidor Consumerist.com lo comprueban, durante la primera etapa de estas ventas de liquidación, es muy difícil el conseguir adquirir mercancía a precios que valgan la pena. ¿Por qué? Te explico.

Una vez una empresa decide cerrar tiendas y liquidar el inventario existente, esta generalmente transfiere total y absoluta responsabilidad una o varias empresas que se dedican a la ejecución de procesos de liquidación de tiendas para que estas se encarguen del cierre.

Tras haber negociado un precio por cada tienda, la misión de estas compañías de manejo de liquidación de tiendas (Gordon Brothers en el caso de TigerDirect) es recuperar lo más que puedan de lo invertido, razón por la cual recurren en muchos casos al viejo truco de revisar todos los precios, generalmente utilizando como base el precio de lista (“retail price” o “manufacturer’s suggested retail price” o MSRP), número que en la gran mayoría de las ocasiones es más alto que el precio al cual dicha tienda acostumbraba a vender.

ANUNCIO

Discount sign
¡Verifica los cálculos! No vaya a ser que te pase como con este producto. El precio correcto luego de un 40% de descuento a US$59.99 debe ser US$35.99, no US$41.99 (Foto: YuJie/Consumerist Pool at Flickr)

Una vez los precios han sido “revisados”, entonces empieza el proceso de aplicar porcentajes de descuentos, que dependiendo del caso, pueden iniciar entre cinco y 15%.

Siendo esto así, es probable que lo que adquieras durante las primeras tres semanas luego de iniciarse una liquidación de tienda lo pagues, aún con descuento, al precio del manufacturero. En otras palabras, te han tomado de tontejo porque puedes prácticamente dar por hecho que en una tienda cercana que venda ese mismo producto, ¡lo puedas conseguir más barato!

El consejo es darle “tiempo al tiempo”, ya que estas empresas tienen una fecha límite para finalizar el proceso de liquidación. Como es lógico, al ver que se acerca la fecha final y el inventario en liquidación no se mueve, ahí es entonces que comienzan a verse ofertas que valen la pena, ya que los descuentos de 30, 40, 50 y hasta 60% de descuento empiezan a hacer acto de presencia.

Nuestro consejo es que no te agites. Mejor visita la tienda con frecuencia, observa bien los precios, compáralos con tiendas cercanas o con tiendas online y entonces toma una decisión de compra.

2 comentarios

  1. Robi
    03/18/2015 | 11:42 am a las 11:42 am — Reply

    Ayer fui y me di cuenta q los precios estan aumentados. Por ende, en algunos productos , aun con el descuento , sale mas caro…

  2. Eduardo
    03/13/2015 | 6:26 pm a las 6:26 pm — Reply

    Excelente recomendación.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Lanzan el primer teléfono celular VAIO, pero no te emociones que no es fabricado por Sony

Próxima entrada o post

Google abre nueva tienda en línea para sus teléfonos, tabletas y otros productos