El Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) y Microsoft Caribbean se unieron en un esfuerzo por orientar al consumidor para evitar ser víctima de vendedores inescrupulosos de software que no es genuino.
Esta práctica es ilegal y afecta tanto a la industria como a los consumidores ya que los expone a perder dinero suprime la creación de nuevos empleos y encarece los precios.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

EDICIÓN ESPECIAL: Tecnético pone a prueba el iPhone de Apple

Próxima entrada o post

Super Stardust HD para Sony PS3