Era de esperarse de actividades físicas que envuelven tecnología en lugares con poco espacio.

Primero vimos cómo los controles del Wii volaban por los aires en la emoción del juego.

Ahora llegó el Kinect de Microsoft, y quienes pensaron que no habrían accidentes debido a que no hay nada en las manos que sirva como proyectil se equivocaron, como diría mi madre, “mitad a mitad”.

“Y la próxima vez, ¡vaya a jugar videojuegos con su abuela!”

ANUNCIO

Tengo una mejor idea. La próxima vez hagan más espacio para que así estén más separados o pónganse de acuerdo a ver quien va a hacer aspavientos con los brazos, ¿OK?

2 comentarios

  1. Jonathan
    11/18/2010 | 9:25 am a las 9:25 am — Reply

    Jajajaja el segundo me dio risa jejeje!

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

¡Conozcámonos!

Próxima entrada o post

Conoce desde YA las ofertas que este año trae la "venta al madrugador" 2010