Atardecer en el Amazonas (Cricaba/SXC)

Piensa en un recurso natural de gran importancia en tu país.

Como yo me considero ciudadano de varios países, voy a nombrar algunos: El Yunque en Puerto Rico, Pico Duarte en República Dominicana y los Everglades en Estados Unidos.

Habiendo dicho esto, y usando El Yunque como ejemplo, ¿cómo se sentirían los puertorriqueños si una empresa quisiera registrar el equivalente a un .com, pero del Yunque?

Es decir, que si la empresa vendiera, digamos, excursiones, en vez de tener un sitio de internet bajo el nombre excursioneselyunque.com, la empresa, poderosísima por cierto, tendría entonces excursiones.elyunquetours.elyunque, o inclusive visit.elyunque también. ¿Y el .com? ¿Dónde está el .com? No hay .com porque este es sustituído por .elyunque. Esta parte de una dirección de internet se conoce como “top level domain” (“TLD”), y una organización que determina la existencia de estos llamada ICANN está a punto de añadir un montón  de nuevos TLD.

Esto que voy a decir ahora es estrictamente mi opinión y no necesariamente la de Tecnetico.com. Como puertorriqueño, no me parece que un “TLD” que consiste del nombre de un recurso tan importante como este, patrimonio nacional y perteneciente al pueblo de Puerto Rico, debe ser propiedad de una empresa privada.

ANUNCIO

Un TLD que corresponda al nombre de un monumento o patrimonio nacional, si es que se considera necesario que tenga su propio “TLD”, debe servir para promover actividades que fomenten su disfrute y conservación, no para propósitos comerciales. ¿Algún problema en que sea usado “detrás” de otros tipos de TLD que ya existan (ejemplo: excursioneselyunque.com en vez de excursiones.elyunque)? No. No tengo ningún problema con eso.

Vamos a extrapolar a el Yunque por cualquiera de los recursos naturales anteriormente mencionados. ¿Cómo se sentirían los ciudadanos de los países donde estos ubican?

Algo así es lo que está pasando con Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Suriname, Venezuela.

Estos países están que trinan con las intenciones del poderoso detallista de la internet Amazon.com de que exista un TLD llamado .amazon, dando paso a que esta empresa se adueñe totalmente del mismo, impidiendo la posibilidad de que sea utilizado para beneficio directo de este importante patrimonio no sólo de esos países, sino de toda la humanidad.

En concreto, este conjunto de 8 naciones soberanas piensan que una empresa privada no debe asignársele un nombre que sugiera o denote una área geográfica de importancia. Antes de la existencia de Amazon.com, la palabra “Amazon” se refería universalmente al Río Amazonas, uno de los ríos más largos del mundo, ubicado en América del Sur.

Si ICANN aprueba la solicitud de Amazon.com, veremos a estos promocionando direcciones en internet como books.amazonmusic.amazon y hasta en otros idiomas, tales como libros.amazonmusica.amazon. Es más, podrían llegar al punto de establer que, por ejemplo, si tu quisieras comprar un libro sobre ecología, sólo tengas que escribir ecology.books.amazon y llegas directo a la selección disponible.

Ante un plan así, adiós a las posibilidades de que en generaciones futuras la palabra Amazon sea asociada, en primera instancia al río y no a un sitio de compras en internet.

Si Amazon realmente puede justificar el que se le otorge el .amazon (y bueno, todos sabemos lo poderosas que son estas empresas), ¿no sería fantástico el que, para mostrar su buena fé y honrar el patrimonio mundial de donde origina su nombre, comprometerse de por vida en realizar una donación de un porcentaje de todas las actividades económicas generadas por el uso del TLD .amazon para impulsar su conservación y protección? ¿Estarían los países que se opopnen a los planes de Amazon de acuerdo con lo que aquí propongo?

Por otro lado, una batalla similar está librando el estado de Delta en Nigeria, África.

Delta Airlines quiere registrar el TLD .delta por razones que podrían parecer obvias. Pero este estado africano, con más de 20 millones de habitantes, perdería la posibilidad de tener un TLD que represente a su población si se autoriza a que Delta obtenga el mismo.

Estas son sólo dos de las decenas y decenas de protestas, llamadas “early warnings”, que ICANN ha recibido en relación a la otorgación de TLD a empresas.

Al momento, el comité asesor en asuntos gubernamentales de ICANN ha recomendado que se detenga el proceso de otorgación de los TLD en disputa hasta julio, según reporta The Guardian (UK).

En otros asuntos, el TLD “.bible“, reclamado por la Sociedad Americana de la Biblia, también está en disputa. ¿Quién objeta su registración?

La India.

Sí, el país y sus más de 27 millones de habitantes que profesan la religión cristiana. 

“Ya veremos”, dijo el ciego.

 

1 comentario

  1. rammolo
    05/02/2013 | 9:10 pm a las 9:10 pm — Reply

    En cuanto a la donacion ya sea en recursos tecnologicos o en moneda estoy 100% de acuerdo. ahora bien aqui mi discrepancia, Amazon.com y La Amazona no es lo mismo ni se escribe igual, es un nombre y por ende se escribe igual en cualquier lenguaje, por ejemplo si mi nombre es Jose, es Jose, y asi consta de un registro oficial, el que te llames jose en Puerto Rico no quiere decir que en Estados Unidos de llama Joseph, de ninguna manera, tu nombre siempre sera igual al que esta en tu certificado de nacimiento.

    No obstante y a estas alturas del internet, el ICANN, y cualquier otra identidad que controle los TLD, ya se les hizo tarde, de verdad MUY TARDE.

    Entrar en dimes y diretes y demandas entre paises, compañias, individuos, corporaciones seria algo como una payaseria, si nadie puso un control YA ES TARDE, por ejemplo yo estuve detras de un domain por 5 años, la compañia se fue a quiebra y yo compre el domain, una vez expirado el periodo de redencion por $8.99, asi come he comprado domaind y los he vendido hasta en $3,000 (el maximo que he vendido un domain) he vendido otros pero no llegan a $800.00.

    Ahora si reconozco que si esto se vuelve en un pleito por ahi van a comenzar muchos de igual indole, subiendo significativamente las compras y servicios que muchos de nosotros compramos a traves de la red.

    Ya el troleo entre patentes de las grandes ha escalado hasta el congreso de EU, esas baterias de abogados que cobran $1,200 por hora minimo los pagamos nosotros los consumidores, lo que nos falta es que un domain nos cueste $70.00 (creo lo que me costo uno en 1995. Volvemos atras, -paises latinos deberian pelear por domain latinos TLD AMAZONAS.COM

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Por primera vez escuchamos la voz del inventor del teléfono Alexander Graham Bell

Próxima entrada o post

El nuevo "boombox" de Sony; promete gran calidad de sonido y fácil acceso de manera inalámbrica