De más está decir que en estos tiempos en que vivimos, todos los métodos tradicionales para promocionar una nueva agrupación musical han quedado obsoletos.

Durante el boom de la industria de la música, tanto las casas disqueras como los artistas pensaban que eran dioses del Olimpo. Los artistas, intocables. Las casas disqueras, impenetrables. Una relación cuyos términos eran dictados por una sola parte. El fanático y/o consumidor de la música y productos derivados era sólo eso, un fanático.

Entonces llegó esta cosa…¿cómo es que se llama? Ah sí, la internet…¿y qué era lo otro? ¿Napster?, y ¡kaboom!. El resto es historia.

ANUNCIO

Hoy día todo es distinto. Todo.

1668_thumbnail[1]

Ahora las bandas dependen más del apoyo del público y menos de las casas disqueras.

Entonces, ¿qué harías si eres una banda nueva y quieres darte a conocer? Haces lo que hizo la banda sueca Fulkultur: recurrir al viejo truco del quid pro quo.

Fulkultur ya hizo lo que toda banda y artista musical por obligación hace: tener un blog, página de internet o perfil en MySpace o Facebook. Pero hoy día ni eso es suficiente. Hay que destacarse, “ir por encima del ruido”.

¿Vender la canción? Uff. ¿Para qué? Total, el que más y el que menos ya ni siquiera la tiene que comprar porque la puede bajar sin costo por los Ares, Limewire y Bit Torrents de la vida cibernética. ¿Regalarla? Ya no es suficiente para tener éxito. Hay que ir más allá.

Pero con tan sólo cuatro canciones, no es mucho lo que puede hacer. De hecho, su situación es más difícil: no tienen el dinero para continuar evolucionando y grabar más temas.

Es entonces que se les ocurre la idea de crear un sitio de internet que, siguiendo el tema de su sencillo en promoción (por ellos mismos) “The Ugly Dance” (El Baile Feo).

Hecho en Flash, The Ugly Dance (http://www.theuglydance.com), es una animada y fiestera figura interactiva de un cuerpo humano vestido de traje y corbata pero con una “cabeza reemplazable” que puede “bailar” siguiendo las instrucciones que el usuario le indique con su mouse.

El chiste de todo esto (y el potencial de ingreso para Fulkultur) es que, si se desea, con una donación de $1 o $5 vía PayPal, el usuario no solomente estará aportando a la causa (la grabación y lanzamiento de un EP), sino que también podrá reemplazar la cara del gato con una propia o de alguna “víctima” (amiga, familiar, etc.) y así crear su propio “ugly dancer” que podrá compartir con los demás y así bromear con el asunto hasta más no poder.

En otras palabras, Fulkultur dice: yo te doy entretenimiento (la canción Y el website) y tu realizas una donación para mi causa.

Esta forma de hacer las cosas sólo sirve para demostrar que Fulkultur sabe que en estos tiempos, si no puedes contra ellos, ¡invéntatelas!

2 comentarios

  1. tigresaluly
    09/25/2010 | 9:01 pm a las 9:01 pm — Reply

    y sí, it’s an ugly dance!!!

  2. tigresaluly
    09/25/2010 | 9:01 pm a las 9:01 pm — Reply

    A la verdad que entretiene!!!

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Google dice: pizza...pizza...pizza...pizza...pizza...pizza...pizza...pizza...pizza...

Próxima entrada o post

Te reto a que NO quieras seguir jugando este juego