En la carrera de la innovación tecnológica en vídeo y televisión, YouTube acaba de dejar a todo el mundo atrás.

Hace dos años tuve la oportunidad de ver lo que se entiende es la próxima generación de calidad de video. Este vídeo lo explica todo (específicamente al minuto con tres segundos):

ANUNCIO

4K (una forma más rápida de decir “4,096 líneas de resolución”), comparado con 1,080 (o 1,080 líneas de resolución) ofrece tres veces más definición que lo mejor que hoy día el consumidor puede comprar.

Tal y como lo digo en el vídeo, para mí era prácticamente imposible distinguir los elementos que forman la imagen, algo totalmente posible con la tecnología televisiva actual. Con esa impresión me fui de la demostración pensando en el tiempo que esta tecnología habría de tomar para llegar a nuestras manos. “Tres a cinco años”, pensé yo.

Y viene YouTube y me hace quedar mal.

Cámara Red Epic S35 (foto: Red Digital Cinema)
Cámara Red Epic S35 (foto: Red Digital Cinema)

Este gigante de internet anunció que ya acepta vídeos grabados en este increíble nivel de calidad. Y cuando digo increíble, honestamente es increíble.

YouTube ha creado este playlist o lista de reproducción que contiene cinco vídeos en formato 4K, algunos de ellos grabados con una cámara llamada Red. Esta cámara ha revolucionado la industria de la producción de vídeo por su bajísimo costo (¡US$17,500!) comparado con cámaras anteriores.

No puedo incluír los vídeos en esta entrada ya que el reproductor de vídeo que YouTube provée para integrar (“embed”) no permite reproducir con este nivel de calidad.

Aún cuando es casi seguro que no tengas frente a tí un monitor capaz de mostrar semejante calidad, te recomiendo que de todos modos veas los vídeos. Eso sí, te advierto que vas a necesitar una buena conexión a internet y una computadora de características avanzadas para que el vídeo baje rápido y se vea fluído.

Para que tengas una idea, el precio de los monitores que podrían mostrar casi en su totalidad la resolución de estas imagenes comienzan en US$35,000. Lo que no dudo, y para comprobarlo sólo basta mirar hacia atrás, es que sólo necesitan un par de años (literalmente) para que ese precio baje a menos de US$5,000.

Aún cuando no podemos verlo en todo su esplendor, el vídeo en 4K es un atisbo a lo que nos espera en los años venideros. La televisión no será como ver una pantalla, sino más bien será como si se abriera una ventana.

¡Francamente, no puedo esperar!

1 comentario

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

EXCLUSIVO - Oprime AT&T el "END" a Centennial

Próxima entrada o post

Lo que hoy ''tweeteamos''