Cuando una persona se enferma, generalmente recibe instrucciones en cuanto a la ingestión de medicamentos: que si dos cucharadas al día, que si una tableta cada cuatro horas, etc. etc.

Pero una cosa es lo que se dice, y otra es la que se hace. A muchas personas, por razones distintas, se le hace difícil adherirse a un itinerario riguroso de medicación, aún cuando su vida literalmente depende de ello.

Inclusive, algunas personas, por aquello de no quedar mal, mienten ante la pregunta de si se tomaron su medicina a la hora indicada.

ANUNCIO

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, tan sólo el 50% de los pacientes siguen las instrucciones dadas por un doctor o profesional de la salud. En algunas condiciones, la tasa es aún más baja. ¿Cual es el resultado de esto?

Según estadísticas del Gobierno de los Estados Unidos citadas por el Journal of Applied Research, anualmente más de 125,000 personas mueren por no haber tomado su medicina según recetada. Y los costos de hospital causados por la admisión de pacientes que no cumplen con las instrucciones de su médico alcanzan anualmente los US$8,500 millones de dólares. Todo por un olvido.

Pero tecnología que no conoces podría en un futuro muy cercano ayudar a resolver este problema.

La empresa Proteus Biomedical ha logrado crear circuitos electrónicos (“chips”) comestibles (de nombre “tecnología digerible”) que, cuando son ingeridos como parte de la medicina, estos comunican de manera inalámbrica a un dispositivo externo  información vital sobre el medicamento que está siendo tomado: hora, fecha, dosis, tipo de medicina y datos de referencia del lugar de manufactura de la medicina. Así es, el chip es incluído como parte de la pastilla o cápsula con medicina.

microchip-enabled-pharmaceutic[1]
Un chip en una pastilla (foto: Proteus Biomedical)

El dispositivo externo que recogería de forma inalámbrica la información enviada por el chip pudiése estar presente en el cuerpo del paciente en forma de una curita fácilmente removible, o en casos en que lo amerite, un dispositivo implantado quirúrgicamente debajo de la piel.

Con una pastilla que informa lo que el paciente se tomó, qué dosis y cuando, es posible crear un sistema que no tan sólo le recuerde al paciente que no se ha tomado la medicina, sino que también informe esto a familiares y proveedores de salud.

Estos chips, fabricados con ingredientes que se encuentran en los alimentos, son la piedra angular de precisamente un sistema como al que me refiero.

De nombre “Raisin”, este busca desarrollar el manejo efectivo del cuidado médico y bienestar individual por medio del compartir de forma electrónica información seleccionada por el paciente con proveedores de salud.

Sistema "Raisin" (foto: Proteus Biomedical)
Sistema "Raisin" (foto: Proteus Biomedical)
Aún más interesante es el hecho de que la información enviada por estos chips puede ser fácilmente combinada con otro tipo de información que también ha sido recopilada de manera electrónica (presión arterial, peso, nivel de azúcar en la sangre, etc.) para obtener un cuadro más completo del estado de salud del paciente.

Proteus dice que el costo de fabricación de estos chips comestibles es de sólo centavos a larga escala debido a que están diseñados para que puedan ser fabricados siguiendo los mismos métodos que hoy se usan para fabricar circuitos electrónicos regulares.

Es cuestión de tiempo para que el olvido al tomar las medicinas quede, pues, en el olvido.

2 comentarios

  1. Brian Rosario
    12/16/2012 | 9:58 pm a las 9:58 pm — Reply

    Sería muy bueno que saliera, ya que los pacientes no tendrán excusas a la hora de tomar sus medicamentos y también sería muy eficiente para las personas que están al cuidado de otros familiares, vigilar y estar atentos a los medicamentos que ingieren si son los correctos y a la hora indicada.

  2. Gabriel
    02/02/2011 | 11:23 am a las 11:23 am — Reply

    Wuuuaaoo es verdaderamente increible, estoy loco que salgaa jaja

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

El impacto Kinect ya se siente fuera de los vídeojuegos

Próxima entrada o post

Identifica el programa de TV que estas viendo con tu iPhone