Hoy, 5 de octubre de 2012, se cumple exactamente un año del día en que alguien que una vez fue una semilla -como todos nosotros cuando nacemos- para luego convertirse en un frondoso y productivo árbol, se marchó para siempre de este plano terrenal.

Steven P. Jobs, mejor conocido simplemente como Steve Jobs, cambió industrias, cambió nuestra percepción de la forma como la tecnología debía funcionar y eso a su vez tuvo como efecto el cambiar la vida de millones de personas para siempre.

Un extensísimo legado de innovación, historias, anécdotas, enseñanzas y lecciones forma parte de lo que Steve Jobs dejó al mundo.

Por eso y por muchas razones Tecnetico.com se honra en recordar un día como hoy, 5 de octubre, a quien en vida se llamó Steve Jobs y que fungiera como co-fundador y principal oficial ejecutivo de Apple Inc.

PROGRAMA ESPECIAL

ANUNCIO

Para esto, la edición del martes 2 de octubre de nuestro programa de TV por internet, “Tecnético En Vivo”, fue dedicado en su totalidad a la memoria de Steve Jobs. En este pudimos ver en vídeo momentos importantes de su carrera, así como comentar y opinar sobre su impacto y legado.

¿QUÉ HACÍAS TÚ?

Para todos nosotros en Tecnetico.com, el enterarnos del fallecimiento de Steve dejó una marca indeleble en nuestra memoria.

Tan es así que quise pedirle a mis compañeros que compartieran con todos nosotros dónde y qué estaban haciendo cuando se enteraron de que Steve Jobs ya no estaba físicamente entre nosotros.

ROBERTO FLORES – “Recuerdo que me encontraba en el cine esperando a que comenzara una película. Mientras le daba una ojeada a las redes sociales, me percaté que muchos comentaban de que Steve Jobs había fallecido. No quería creerlo, pues en el internet la gente hace cualquier cosa por llamar la atención.

No es hasta que entro a la página de Apple.com y veo una foto icónica de Steve Jobs y un mensaje de pésame. No lo podía creer… El tiempo se detuvo por unos instantes. Steve Jobs había fallecido.

La noticia fue de tanto asombro que al sol de hoy no recuerdo que película era la que estaba viendo en ese momento.

Una vez salgo de la sala, recibo una llamada de nuestro Editor en Jefe Wilton Vargas diciendo: “esta noche tenemos un “meeting” de emergencia, vamos a transmitir en vivo un programa especial recordando a Steve Jobs”.

JOSE IZQUIERDO – “Recuerdo que había llegado cansado a mi casa después de un día de mucho trabajo… tanto del trabajo diario de la oficina como de tanto pensar si debería cambiar mi iPhone 4 por el 4S que Apple acababa de presentar el día anterior, así que a eso de las 6:00pm decidí tomar una siesta.

Esta fue interrumpida como a eso de las 8:00pm por nada mas y nada menos que Wilton.

Me levanté de la cama, agarre el teléfono y conteste como regularmente lo hago cuando Wilton me llama: “que hay, bacalao?”. A lo que esto, él, con voz seria, me pregunta que si me había enterado de lo de Steve.

Por un breve instante reflexioné sobre la pregunta, a la cual finalmente le conteste que no, no sabia nada. “Toda la internet esta diciendo que Steve acaba de fallecer” me dijo.

Mi corazón se detuvo por varios milisegundos mientras sentía “un taco” formándoseme en la garganta, mientras de mi boca salía la exclamación “Que?!”

Pero, al ya desde hace un tiempo ser esta la costumbre de dar falsas alarmas sobre la muerte del aquel entonces CEO de Apple, me calmé un poco. Aun así decidí levantarme rápidamente de la cama, ir hasta la computadora y abrir una ventana de Chrome. Apreté una secuencia en mi teclado el cual causo que muchos tabs se abrieran rápidamente cargando en ellos las páginas y blogs relacionados a tecnología que suelo visitar a diario.

“Tab” tras “tab’ veía como el panorama se iba pintando con la misma historia, así que decidí entrar a la pagina principal de Apple, apple.com a ver… y ahí fue cuando lo vi. La confirmación de un final entregada en bandeja de tonos grises por la compañía donde comenzó todo.

Steve Jobs había fallecido y no me quedo mas remedio que inundarme de tristeza como si un familiar cercano se hubiese ido, para nunca mas regresar.

GUSTAVO FRANCESCHINI – “El 5 de octubre de 2011 es difícil de olvidar.

Ese día que falleció el cofundador de Apple me operé los cordales, otra razón por la cual no se me olvida ese día.

En la tarde, casi noche de ese miércoles, me acaba de despertar y abrí Twitter en mi iPad y me topé con un tuit de Prensa Asociada. Fue difícil de creer lo que este decía, “Breaking: Apple dice que Steve Jobs falleció”.

http://twitter.com/AP/status/121730495347294208

A pesar de que se sabía que Steve estaba muy mal de salud, el ver la noticia de que había fallecido era un tanto difícil de asimilar. Más impactante aún fue ver la imagen de Steve en la página de Apple.

Tan rápido lo leí y lo asimilé me comuniqué con Wilton, sin a penas poder hablar por la operación que me había realizado esa mañana. Luego procedí a cubrir la noticia.”

WILTON VARGASEstaba en “el tapón nuestro de cada día”. Manejando mil cosas -como siempre- desde mi teléfono. Justo en uno de esos momentos raros en que no estaba en el teléfono e, increíblemente, había podido atender todas las notificaciones de emails, tweets, SMS, MMS y notificaciones de múltiples aplicaciones de mensajería instantánea -mi barra de notificaciones en el teléfono estaba completamente vacía-, uno tras otro, íconos iban apareciendo notificándome de mensajes, alertas, etc. en adición a que ipso facto, sonó el teléfono y era confirmando lo que más tarde me habrían de decir todas esas notificaciones: Steve Jobs ha fallecido.

Yo iba a una reunión. Busqué la intersección más cercana donde pudiése realizar un viraje en “U” y mientras me dirigía a toda prisa hacia nuestro estudio, batallando el tapón, me comuniqué con mi equipo de trabajo ya que debíamos dirigirnos hacia nuestro estudio de transmisión para ir al aire con un programa especial sobre Jobs.

En lo personal, debo decir que no fue sino hasta tarde en la noche, luego de haber transmitido nuestro programa especial, que finalmente interioricé completamente lo que había pasado. La población en general ha tenido a través del tiempo múltiples íconos cuya partida de este mundo ha lamentado. Nosotros, los “locos”, que mientras nuestros pares adolescentes se esforzaban por entender el sexo opuesto nosotros nos esforzábamos en entender bits, bytes, kilobauds y megaHertz, los que desde temprano en nuestras vidas nos entregamos en cuerpo y alma a querer formar parte de esta revolución que ha cambiado al mundo perdimos a uno de nuestros ejemplos a seguir.

Ahí fue donde realmente me llegó, y es donde me desconecto para conectarme con y reflexionar sobre algo aún más importante que cualquier otra cosa: nuestra mortalidad.

 ¿Y TÚ? ¿DÓNDE ESTABAS?

Cuéntanos en el área de comentarios dónde estabas y/o qué hacías cuando te enteraste del fallecimiento de Steve Jobs.

 

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Claro anuncia en Puerto Rico "sin ton ni son" importante tecnología de servicio de internet residencial vía fibra óptica

Próxima entrada o post

Behringer lanza modelo más pequeño del "dock" gigante para iPhone/iPod iNuke Boom