JetBlue: Tú por encima de todo.

Uno de los  recuerdos más vivos que tengo de haber asistido a la presentación del Galaxy S 4 de Samsung en el Radio City Music Hall en Nueva York es mi reacción al ver por primera vez este nuevo teléfono al ser develado por JK Shin, presidente y líder de la división de IT y comunicaciones móviles de Samsung Electronics:

“¿en serio?”

Honestamente pensé que, como ya sabemos que Samsung trabaja con varios diseños de forma simultánea para “despistar” a la competencia y a los medios (esto fue explicado luego de que el Galaxy S III fuera anunciado), 10 segundos después Mr. Shin habría de decir “pero no, este no es el diseño”, pasando luego a algo totalmente nuevo e inesperado.

Pero no fue así.

No voy a comentar sobre las ridiculeces y estereotipos que fueron parte de la presentación, la desastrosa organización del evento y cómo la prensa fue “abandonada a su suerte”, teniendo nosotros que hacer “como podamos” nuestro trabajo porque “agua pasada no mueve molino”. Mejor hablemos del producto como tal.

ANUNCIO

SamsungGS4presentation

Como ya sabemos, el diseño es prácticamente idéntico al Galaxy S III. Bueno, con una pequeña pero notable infusión del diseño del Galaxy S II, pero en sí es idéntico al S III.

Fue entonces que pensé: “¿esta gente se ha gastado la millonada del mundo para presentar un teléfono que luce prácticamente idéntico al anterior?” (algo así como lo que Apple hizo con el 4 y el 4S). Pero también recordé que eso es uso y costumbre (y hasta cierto punto, celebrado) en la industria automotriz. Hay veces que pasan dos y tres años y la carrocería de un modelo se mantiene virtualmente igual, dejando que la innovación y los cambios ocurran dentro (o para ser correcto, debajo del bonete).

Es entonces que empiezan los presentadores de la noche a mencionar uno por uno las 20 nuevas características del Galaxy S 4, y es entonces donde lo mismo deja de ser lo mismo y el asunto con este nuevo teléfono se pone interesante.

En vez, De todas, tengo que destacar que las nuevas funciones de la cámara, particularmente las funciones de “Dual Camera”, “Drama Shot”, son un toque genial que para mí tienen el DNA de Apple, pero que Samsung supo de alguna manera traerla a la vida antes que Cupertino.

De igual forma me agradó mucho que por fin se hiciera realidad en un teléfono la función que sirve para eliminar personas que se le crucen a uno por detrás mientras está tomando una foto y que Samsung le ha llamado “Eraser”. Esto lo habíamos visto hace un año en Mobile World Congress en Barcelona, demostrado por sus creadores, la empresa Scalado.

Otro golpe a la columna vertebral de la reputación de Apple como líder en innovación es la función “S Translator”, que aunque su calidad de traducción es estilo “Yo indio. Tú, cara pálida”, no deja de ser una herramienta fantástica para tener a la mano a la hora de viajar a lugares donde uno no conoce el idioma.  Y sí, existen desde hace tiempo aplicaciones que hacen eso, pero que un manufacturero lo incluya de fábrica y lo destaque como una innovación endémica del teléfono eleva el mismo a otro nivel.

También tengo que destacar el haber elevado el asunto del reconocimiento de caracteres por medio de la cámara y cómo Samsung, mediante lo que llaman “Optical Reader”, ha incorporado un app para registrar en los contactos de forma automática una tarjeta de presentación.

Finalmente, el que esta empresa haya incluido un modelo del Galaxy S 4 con capacidad para la versión avanzada de LTE significa que este año podríamos tener en nuestras manos un teléfono capaz de realmente sobrepasar las fantásticas velocidades de conexión para el hogar que se ofrecen en algunas áreas.

Por otra parte, están las funciones que son del tipo de que sabemos que existen pero que nunca, nunca, nunca usamos.

“Air View”, “Air Gesture”, “Smart Pause”, “Smart Scroll”, “Group Play”, “Share Music”, entre otros, son parte de ese grupo de características que hacen maravillas en manos de un vendedor en la tienda, pero que después de haberlo comprado, el cliente ni se acuerda que existen.

En resumen, el Galaxy S 4 promete ser un teléfono que los vendedores de la tienda dedicarán mucha energía para venderlos, y de hecho, pronostico que se venderá muy bien. Porque contrario a lo que sucedió con el iPhone 4 y el 4S, el Galaxy S 4 tiene mucho más de lo que a simple vista se puede apreciar. Sí, aún cuando tiene cosas que nadie termine usando.

 

4 comentarios

  1. Oli Perez
    03/20/2013 | 8:29 pm a las 8:29 pm — Reply

    Creo que se fueron muy lejos de los demas, aun cuando el HTC One le quiere pisar los talones.

  2. JEFFREY
    03/20/2013 | 3:12 pm a las 3:12 pm — Reply

    EL REPORTAJE PERFECTO PERO Q TIENE Q VER CON EL VIDEO DEL CHAVO DEL OCHO???

  3. axelracing
    03/19/2013 | 9:01 pm a las 9:01 pm — Reply

    LA funcion de eliminar personas de la foto el HTC ONE le pico alante ya q viene con esta opción.

  4. Jose Morales
    03/19/2013 | 5:44 pm a las 5:44 pm — Reply

    Ik nítido

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Apple lanza iOS 6.1.3 para iPhone, iPad y iPod Touch

Próxima entrada o post

¿Eres mujer? Te estamos buscando