Aunque hoy día es muy fácil (aunque en algunas jurisdicciones es ilegal sin que se notifique) el grabar una conversación telefónica con el propósito de documentar acuerdos y negociaciones, esta podría muy fácilmente ser alterada para cambiar lo originalmente dicho. Y gracias a la extraordinaria calidad con la cual hoy día una alteración puede ser hecha, esta podría no ser probada en un tribunal, dando al traste con cualquier intento de obtener justicia.

Ante esto, investigadores del instituto responsable de crear el formato MP3 han desarrollado una tecnología que permitirá el que una conversación telefónica pueda ser convertida en un contrato o documento legal admisible en corte y legalmente obligatorio.

Con esta tecnología, el Instituto Fraunhofer para la Tecnología Informática Segura (Fraunhofer SIT), localizado en la parte central de Alemania, espera hacer realidad la posibilidad de que contrataciones o negociaciones que requieran algún instrumento legal puedan llevarse a cabo en una simple llamada telefónica. De acuerdo a los desarrolladores, esto podría abrir una puerta a la creación de servicios que faciliten la conducción de negocios en todas las esferas, tanto gubernamental y comercial como personal.

ANUNCIO

El sistema tiene por nombre “VoIPS” (“Voice over IP Signature” o Firma en Voz sobre IP). El mismo está basado en la tecnología que según el instituto, hoy por hoy es la forma estándar como las llamadas telefónicas son transmitidas en todo el mundo, y que es conocida como VoIP (“voz sobre IP”).

CÓMO FUNCIONA

Al momento de necesitar generar el “documento” o evidencia de un acuerdo entre las partes, uno de ellos activa un sistema de grabación de sonido, el cual pregunta a los participantes si están de acuerdo en que la grabación se lleve a cabo.

Una vez se acccede, se inicia la grabación por medio de sistemas basados en VoIPS. Este divide la llamaga en segmentos o intérvalos y añada a cada uno datos específicos sobre la misma y que se le da por nombre “metadata” (similar a la información sobre la cámara utlizada, localización y demás información que es grabada en el mismo archivo de una foto).

Además, junto con cada uno de esos segmentos, VoIPS añada un sello que crea una secuencia en un orden en particular y que no podrá ser cambiado o alterado de ninguna forma. En otras palabras, si alguien decide cambiar el orden o eliminar cualquier cosa que se haya dicho, el sello de cada uno de los segmentos no seguiría el orden determinado por VoIPS, por lo que se podría probar que la grabación fue alterada.

POSIBILIDADES

Con un sistema como este, sería posible el poder realizar transacciones con un banco sin tener que ir al mismo para firmar un documento de un préstamo, crear un archivo de conversaciones que formen parte de un récord que no pueda ser alterado, y hasta registrar de manera segura e inalterable lo descrito por doctores mientras realizan una operación.

El instituto mostrará esta tecnología en el Congreso Mundial de Móviles a celebrarse en febrero en la ciudad de Barcelona, España.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

La Segunda Guerra Mundial cobra vida en Google Earth

Próxima entrada o post

Las calculadoras del amor