NOTA DEL EDITOR: En adición al blog correspondiente al tercer día que aquí le presentamos, ya está disponible la segunda parte del tercer día de la visita de Wilton Vargas a las oficinas centrales de Microsoft en Redmond. Si ya leíste la primera parte y deseas pasar a la segunda, sólo haz click aquí.

Uno de los momentos más esperados desde que me enviaron por e-mail la agenda del viaje es la visita al museo de Microsoft y a la tienda para empleados. Pensándolo bien, no sé realmente cuál de los dos me emociona más…poder ver cómo se forjó la compañía de ”software” más grande del mundo o poder comprar ”a precio de quemazón” programas y accesorios…

companystoreentrance[1]¡Por supuesto que las dos! Lo que sí te voy a pedir es que, por favor, no me pongas a escoger…Pero que bueno que soy tan afortunado de poder hacer las dos cosas.

Aunque ambos lugares (el museo y la tienda) están en el mismo edificio, fue la tienda nuestra primera parada. Subir las escaleras y encontrarme de frente el letrero de “company store” me hizo sentir que ciertamente esta sería una visita interesante.

“No se pueden tomar fotos dentro de la tienda” nos dice la encargada de seguridad con cara de no tener muchas amistades. “Ok, de acuerdo” le contesto y sin detener el paso entro al “país de las maravillas…a precio especial”. A diestra y siniestra veo camisas, gorras, bultos, sudaderas, playeras…en fin, todo lo que me hace decir “muy lindo, pero…¿DÓNDE ESTÁ EL ‘SOFTWARE’?”

Bastó con continuar caminando hacia el fondo de la tienda cuando POR FIN llego a donde quería y me embarco en buscar la versión ”Media Center Edition” (MCE) de Windows XP ya que el programa que tengo como ”media center” (permite usar la computadora para reemplazar todos los equipos de entretenimiento normalmente utilizados en un ”home theater”) no está a la altura de lo que Microsoft ofrece con el MCE.

ANUNCIO

Busco…y busco…y busco…”esa versión de Windows XP no la tenemos a la venta aquí”. ¡¡Noooooooooo!!!

companystore[1]Luego de convencer al gerente de la tienda que no era necesario utilizar personal de seguridad para controlar mis impulsos y que prometía comportarme como persona civilizada (nada de esto es cierto), continué “revisando” la mercancía. Hmmm! Office XP Professional: $60. Windows XP Home (la versión ”full”): $30. Halo 2 ”special edition”: $30. Precios “pirata”. Si claro, “¿bailando en la casa del trompo?” ¡No creo!

“¡Saldré arruinado de aquí!”, pensé. Menos mal que, como mencioné al principio, esta tienda es sólo para empleados y nosotros tenemos un límite para compras de $120. Muy bien, pero al mismo tiempo, ¡muy mal!

museo[1]Luego de intensas y hasta violentas discusiones conmigo mismo (aparte de que ya nos estaban llamando para que nos fuéramos), finalmente decidí lo que iba a comprar con mi permiso de $120. Necesito montar otra computadora, así que puse en mi “canasta de compras” un Windows XP Professional ”full”: $40. Añadí un combo de ”mouse” óptico con lector de huellas digitales (¡esos dichosos ‘’passwords’’ (contraseñas) de los cuales nunca me acuerdo!) por $20, un Office XP Professional por $60 y ahí quedaron mis $120. Menos mal que convencí a una periodista de Venezuela parte del grupo, la cual no consumió la totalidad de sus $120, para que me comprara una camisa que me encantó.

Una vez terminé de secarme las lágrimas por haber dejado atrás tanta cosa para comprar, bajamos las escaleras para dirigirnos al museo, ejem, perdón…”Visitor’s Center” (centro de visitantes) de Microsoft. Luego de pasar una impresionante entrada, logre divisar varias cosas interesantes:

  1. Si alguna vez te has preguntado cómo se hace un ”software”, este es uno de los mejores sitios para obtener una respuesta. Hay una pantalla de plasma de 42″ junto a un panel tipo ”touch screen” que te muestra todo el proceso. Impresionante
  2. Jamás pensé que me encontraría con los primeros 11 empleados de Microsoft…sí, aquellos que comenzaron la compañía para allá para 1975. Sólo que hay un detalle…son un pedazo de cartón (conocido como “stand-in”). Lo chévere es que está diseñado para que tú también te unas al grupo y te tomes una foto. Muy bien, pero debieron decirnos que trajéramos un pantalón “bell bottom”, una camisa de patrones exagerados y, a los hombres, dejarnos las patillas. ¡Y ni se diga del peinado!
  3. Esta área me encantó. Son frases célebres que de alguna manera trataron de predecir el rumbo que tomaría la tecnología (y en algunos casos, la humanidad) y que, afortunadamente para todos nosotros, fallaron miserablemente. La mejor de todas: “Todo lo que se puede inventar ya está inventado.” – palabras de Charles H. Duell, encargado de la Oficina de Patentes del Gobierno de los Estados Unidos, cuando pedía al presidente que cerrara su oficina. ¿El año? 1899. ¡Menos mal que el Presidente no le hizo caso!
  4. La pared histórica. Esta muestra la evolución de la compañía desde los años 70 hasta hoy:
    • Vi la primera computadora que usaron Bill Gates y Paul Allen, una Altair 8800. Es en esta computadora que crearon el primer producto de Microsoft: ”Basic”.
    • Para 1981, el mundo vió nacer el sistema operativo MS-DOS. Era más entretenido ver como se seca la pintura en un edificio de siete pisos que bregar con MS-DOS, créeme.
    • También está la primera versión de la Mac de Apple, llamada en aquellos tiempos “Macintosh”. Interesante fue el encontrar **LUEGO** de la Mac, específicamente en 1985, la caja de la primera versión de Windows…hmmm….
    • Justo en frente de mis ojos: la primera versión de Microsoft Windows…circa 1985.
    • Hay una copia de las primeras acciones de Microsoft, cuando costaban $21. Imagínate si tu la hubieses comprado para aquel entonces…¡¡en un momento dado llegaron a costar $180!!
    • Agosto 24, 1995 + Windows. Ya te imaginarás de qué estoy hablando…

    Tal y como dice el refrán: “y el resto, es historia”. Ciertamente.

  5. Una demostración de una nueva tecnología que en vez de usar teclado o mouse, utilizas gestos con tus manos para que la computadora responda. Esta tecnología está más cerca a la realidad de lo que imaginas…
  6. Un área donde el monitor de la computadora consistía de un ”video wall” de 9 pantallas. Por favor, quiero dos de esos “calle” (para llevar)…
  7. Una pared con 160 Pocket PCs actuando como un ”video wall”…impresionante.

micompra[1]Otra de las cosas que vinimos a hacer aquí fue a participar de una cena y una degustación de vinos. Ciertamente la degustación de vinos se dió. Pero la cena…

Solo resta decir que al otro día, el anfitrión de la actividad preguntó: “¿cuantos de ustedes cenaron después de la cena?”

“He dicho…¡caso cerrado!”

¡NUEVO!: Accede la fotogalería de esta historia. Haz click aquí.

ACCEDE LA SEGUNDA PARTE DEL DÍA 3: Gira por el campus, una empleada indiscreta en Victoria’s Secret, y ¡qué almohadas!

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Pontificado Tecnético: cómo el Papa Juan Pablo II llevó la tecnología a la Iglesia Católica

Próxima entrada o post

Desde Mayagüez para el mundo la próxima generación en comunicaciones