Acabo de regresar de mi segundo viaje a Tromsø, al norte de Noruega y por encima del círculo ártico, para ver el Aurora Borealis o “Northern Lights”, resultado de la actividad solar que llega a nuestro planeta y que produce un espectáculo de luces en el cielo que no tiene comparación.

El Aurora puede verse a simple vista gracias a la extraordinaria capacidad de nuestros ojos para adaptarse a niveles extremadamente bajos de luz. Pero el que lo veamos no necesariamente quiere decir que una cámara lo pueda ver.

Esta capacidad de poder absorber, procesar e interpretar minúsculas cantidades de luz sólo puede ser encontrada en cámaras de cierto tipo que posean tecnologías diseñadas para este propósito. Aunque han mejorado muchísimo, las cámaras de los celulares aún no poseen lo necesario para realmente equipararse a la increíble habilidad que tienen nuestros ojos (y algunas cámaras) de capturar imagenes en prácticamente total oscuridad.

ANUNCIO

PERSIGUIENDO A LA AURORA

El año pasado (febrero 2015), llevé conmigo una cámara de tipo DSLR NX2000 de Samsung, la que me permitió tomar muy buenas fotos, pero solo eso: fotos. Tomar vídeo bajo esas condiciones con esta cámara estaba totalmente fuera de mis posibilidades.

Poco tiempo después de mi viaje me enteré que Sony sacó una versión de su popular gama de cámaras DLSR de tipo “mirrorless” Alpha, específicamente la Alpha 7S que es capaz de filmar video bajo condiciones donde la presencia de luz es extremadamente baja. Hasta ese momento, el capturar eventos como la Aurora sólo era posible mediante la técnica del “time lapse” (fotos tomadas en intérvalos).

Cuando se me presentó la oportunidad de repetir mi viaje a Noruega en 2016, contacté a Sony en noviembre por medio de su agencia de relaciones públicas para ver si podía contar con una Alpha 7S para el viaje y así probar por mi mismo si realmente es capaz de capturar video de esa forma.

Aclaro que no soy nada cercano ni parecido a un fotógrafo, y menos a un aficionado a la fotografía. Mi interés en el tema se limita a mis necesidades del momento, como a muchas personas. Sin embargo, tengo que admitir que el tema de las cámaras DSLR cada vez más me llama la atención.

DECEPCIÓN

Desafortunadamente, y muy a mi pesar, ni la agencia ni Sony pudieron proveer la cámara para mi viaje. Sin embargo, pude llevarme un facsímil razonable gracias a Best Buy, quienes acudieron a mi auxilio prestándome para mi travesía a Noruega una Alpha 7 II de Sony, que aunque no me permitiría tomar vídeo de la Aurora, por lo menos me aseguraría que habría de tomar fotos impresionantes.

Gracias Best Buy por prestarme esta fantástica cámara
Gracias Best Buy por prestarme esta fantástica cámara

EL EXPERIMENTO

Es entonces que, ya estando en Noruega, específicamente en Rekvik, decido realizar un experimento que envolvería la Alpha 7 II prestada por Best Buy y un Galaxy Note 5 de Samsung, teléfono que decidí llevarme para el viaje por diferentes razones que incluyen su extraordinaria cámara.

De esta forma, podría comprobar lo que ya para mi era conocimiento establecido pero que sabía podría ser útil para Tecnético: que aunque las cámaras de los celulares son increíbles, aún no pueden contra el poderío de una cámara de facto, y menos aún contra una como la Alpha 7 de Sony.

A continuación, el resultado del experimento (todas las fotos levemente retocadas con Lightroom de Adobe). Quiero agradecer una vez más a Best Buy, específicamente su tienda en Hato Rey, Puerto Rico, por permitirme tener esta súper cámara para mi viaje.

El Aurora Borealis, según capturado por el Galaxy Note 5 de Samsung - ISO: 800 | Longitud focal: 4mm | F-stop: f/1.9 | tiempo de exposición: 8 segundos | apertura máxima: 1.85 (foto: Wilton Vargas)
El Aurora Borealis, según capturado por el Galaxy Note 5 de Samsung – ISO: 800 | Longitud focal: 4mm | F-stop: f/1.9 | tiempo de exposición: 8 segundos | apertura máxima: 1.85 (foto: Wilton Vargas)
Aurora Borealis-1-4
La Aurora Borealis captada por el lente de la Alpha 7 II de Sony – ISO: 1600 | Longitud focal: 28mm | F-stop: f/3.5 | tiempo de exposición: 13 segundos | apertura máxima: 3.6171875 (foto: Wilton Vargas)

Como puedes ver, la Alpha 7 II de Sony sobrepasó por por mucho la capacidad del Galaxy Note 5 de poder capturar el Aurora Borealis.

No dudo que eventualmente la habilidad de capturar imagenes bajo poquísima luz llegará a los celulares gracias a avances tanto en la óptica (lentes) como en los sensores (el “ojo”). Aún así, creo que pasará mucho tiempo para que iguale o supere lo que una buena cámara, aliada al uso de un buen lente puede hacer, particularmente en situaciones y condiciones como esta.

A continuación, una galería de las fotos que definitivamente un celular aún no es capaz de tomar.

Nuevamente, ¡gracias Best Buy!

3 comentarios

  1. Rogelio
    8 de February de 2016 | 5:30 pm a las 5:30 pm — Reply

    WOW… Las fotos espectaculares! Y a Sony: Gracias por nada!

  2. 8 de February de 2016 | 3:31 pm a las 3:31 pm — Reply

    Tremenda experiencia.

  3. 8 de February de 2016 | 3:18 pm a las 3:18 pm — Reply

    ¡Tremendas fotos, Wilton!

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

1,500 despidos y cierre de oficinas en Yahoo!

Próxima entrada o post

Mazola CardioCart: un carrito de compras que te ayuda a comer saludable