WEARABLES

De cerca con el reloj inteligente Gear Live de Samsung [FOTOS]

Tras asistir al evento para medios que Google organizó en Nueva York en los pasados días, la empresa nos entregó una unidad del acabadito de estrenar Gear Live de Samsung, un reloj inteligente con el también acabadito de estrenar sistema operativo Android Wear.

Este es una versión especial de Android, y con ella Google busca traer la familiaridad de este sistema operativo al naciente mercado de “wearables”. Android Wear ha sido especialmente adaptado para el tamaño de pantalla y particularidades de tener en nuestra persona, y específicamente en nuestra muñeca o pulsera, lo que prácticamente es toda una computadora…¡y con acceso a internet!

Conozcamos pues, por medio de fotos, la forma como Android Wear ha sido implementado en el Gear Live de Samsung.

ANUNCIO

EL EMPAQUE

Nos encontramos con una caja simulando la textura de madera tratada. En uno de sus costados está un sticker o pegatina con número de serie y demás identificadores correspondientes al producto. En otro está un sello indicándole al comprador que no debe aceptar el empaque si este sello ha sido roto, algo que puede fácilmente apreciarse, de ese ser el caso.

En la parte de atrás, y como siempre sucede, el despliegue de todas las especificaciones y, en algunos casos, varios logos que las representan, incluyendo el de la pantalla, la cual incorpora la tecnología SuperAMOLED. Esta es responsable de la extraordinaria brillantez y claridad de las pantallas en muchos equipos Samsung.

DENTRO DE LA CAJA

En primer plano, y sin papeles ni nada que se interponga, está la unidad Gear Live lista para ser sacada de la caja.

Para protegerla durante el transporte, esta ha sido envuelta en una filmina de plástico.

Buscando conservar el ambiente, el empaque se puede reciclar prácticamente en su totalidad, pero antes de proceder a esto, recomendamos conservarlo entre 30 a 60 días de la fecha de compra en caso de que haya que devolverlo o realizar alguna reclamación.

EL GEAR LIVE A LA MANO

Sacamos de la caja el Gear Live y, debajo de este, notamos que Samsung incluyó en la caja dos bolsitas o fundas de gel de silicón para prevenir la acumulación de humedad.

Sin embargo, siendo este un reloj resistente al agua, uno pensaría que humedad en el empaque no debería ser problema ninguno. Es entonces que concluimos que si no es para evitar que la humedad afecte el reloj (algo que, como dije anteriormente, no se supone que pase), entonces es para que no afecte el empaque y los accesorios que, sin duda alguna, no son resistentes al agua.

Hablando de accesorios, no encontramos sorpresas en los que han sido incluidos con el Gear Live. El usual adaptador de electricidad o corriente AC con conector MicroUSB, el cual no va insertado directo al reloj. En vez, y de igual forma que los demás relojes de la línea Gear de Samsung, este va a un adaptador de tamaño compacto (del cual hemos escrito antes) donde el Gear Live va enganchado o fijado (“docked”). Es en este donde el cable con el conector MicroUSB se inserta, permitiendo cargar la batería o pila del reloj.

EN EL DISEÑO ESTÁN LOS DETALLES

El diseño del Gear Live parece ejemplarizar todo lo que Samsung ha podido aprender sobre el diseño y fabricación de este tipo de dispositivos desde el lanzamiento del original reloj Galaxy Gear.

Apreciamos las esquinas en ángulo, así como las bases alargadas y convexas con curvas que suavizan el diseño. Sin estas, el Galaxy Gear sería simplemente un rectángulo de metal y plástico sin mucha personalidad.

La correa es de plástico, y contrario a casos y opiniones anteriores, esta vez es algo positivo ya que esta aparenta ser una que, contrario a la utilizada en la línea de relojes Galaxy Gear, podría ser reemplazada a un bajo costo en caso de romperse o porque queremos lucir un estilo distinto al de fábrica. El broche es en metal cepillado y muestra el logo de Samsung.

Por debajo, se puede ver claramente tanto el sensor de latidos del corazón como los conectores que conectan con el “dock” que le provée electricidad para cargar las pilas o baterías. Finalmente, un único botón de encendido y apagado completa el diseño del Gear Live.

READY PARA ENCENDERLO

Llegó el gran momento: ver si Android Wear funciona como Google mostró durante el evento Google I/O en San Francisco.

Procedemos a pulsar el botón de encendido y una colorida animación es presentada en la pantalla para indicar que la unidad está en proceso de iniciar su funcionamiento.

El próximo paso es comunicarlo con el celular, y para ello hay que instalar del Play Store el app de Android Wear. El proceso de comunicación y conexión entre los equipos fue fácil y rápido.

Es entonces que luego de un proceso de actualización que tomó unos minutos, el reloj está listo para uso.

Pronto ofreceremos una reseña completa del sistema operativo Android Wear.

2 comentarios

  1. Darwin
    17 de July de 2014 | 10:44 am a las 10:44 am — Reply

    Deberían realizar desempaquetados pero en vídeos así sería mucho más fácil y entretenido e interesante de observar más allá de leer un articulo con fotos del proceso. No digo que no me guste realizándolo de esta manera pero creo yo que en un viseo sería mucho mejor!

    Hablando del producto, el diseño del Android Wear es sin duda muy llamativo y decente. Yo hace unos meses atrás adquirí el Pebble porque se ajustaba a mi presupuesto y había visto muchas reseñas positivas de él. No me arrepiento de haberlo adquirido ni de haberme adentrado en el mundo de los smartwatches pues son de gran utilidad en el diario vivir.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Notas y grabación de “¡Resuélveme Tecnético!” por Univisión Radio – edición #98 - 7/15/2014

Próxima entrada o post

Google I/O Extended, presente en Campus Party México con información y oportunidades para los jóvenes