steveweb[1]
Steve Jobs, CEO de Apple (foto: Apple)

Esta pregunta posiblemente te la habrás hecho tras leer en prácticamente todos lados de que Steve Jobs, el principal oficial ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) de Apple, anunció hoy que ha pedido una licencia por enfermedad sin tiempo definido de sus labores diarias en Apple para concentrarse en su salud.

Antes de entrar en la que pienso es la respuesta, un poco de trasfondo.

Desde hace ya unos años, lamentablemente Steve Jobs ha estado experimentando problemas con su salud debido a un cáncer pancreático. Este ha causado que en varias ocasiones el ejecutivo haya tenido que ausentarse de sus labores en Apple.

ANUNCIO

La última vez que esto sucedió fue en 2009. Jobs anunció a principios de ese año que se tomaría una licencia por enfermedad hasta junio, y que durante ese tiempo Tim Cook, el principal oficial de operaciones (COO, por sus siglas en inglés), estaría manejando las responsabilidades diarias de Apple. Jobs, por su parte, estaría envuelto solamente en decisiones de gran envergadura ya que continuaría en su puesto de CEO.

Como resultado, Apple no sólo cumplió a cabalidad con las expectativas de sus inversionistas, sino que trajo al mercado varios productos que probaron ser exitosos, como el iPhone 3Gs, entre otros.

En esta ocasión, las circunstancias son un tanto distintas. Jobs no se va con una fecha definida de regreso. Su retiro del diario quehacer de Apple es indefinido, mientras se mantiene como CEO.

También, su comunicado es un tanto sombrío, indicando que “espero volver o más pronto que pueda”.

¿Qué quiere decir esto para dueños actuales de productos Apple?

Para actuales dueños de productos Apple, esto no debe tener ningún impacto. Contrario a muchas empresas en el mundo, particularmente en Latinoamérica, y muy en particular en Puerto Rico, en el que tal parece que nada se mueve y ninguna decisión puede ser tomada si no está “X” persona, Apple es una empresa bien estructurada y responsable, donde su mundo no se detiene porque Jobs no está.

Tim Cook ha demostrado que el manejar las actividades diarias de Apple le cae como anillo al dedo. Y aunque el estilo de Phil Schiller presentando productos jamás se compara con el de Jobs, el hombre realiza su trabajo de una manera respetable.

Lo que hay que vender, se venderá, lo que hay que fabricar, se fabricará, lo que haya que reparar, se reparará y a lo que haya que darle garantía, garantía se le dará. Apple no parará.

¿Qué quiere decir esto para el futuro de Apple?

A corto y mediano plazo, los asuntos en Apple continuarán como de costumbre.

Jobs se mantiene como CEO. Esto significa que allí no podrá tomarse ninguna decisión que altere el rumbo de Apple sin que Jobs lo sepa y apruebe.

No se podrá iniciar desarrollo de nuevos productos, no se podrán enviar a manufactura productos nuevos, no podrán entrar o salirse de algún mercado, y específicamente, no se le podrá dar el visto bueno al iPad 2 o al iPhone 5 sin el sello de aprobación de Jobs. En otras palabras, todo el envolvimiento de Jobs que ha hecho a Apple lo que es hoy continuará presente.

Si Jobs se retirara como CEO, entonces ahí sí que la cosa se pone “fea para la foto y peor para el vídeo”. La ausencia de Jobs como jefe máximo ciertamente marcaría el principio del fin de su influencia en la compañía. Pero en este caso, ese no es el caso.

A largo plazo, aquellos productos que aún estén en fase embriónica podrían verse afectados en algo por la ausencia de Jobs. Pero, ¿el efecto sería tan marcado como cuando Jobs no estuvo en Apple durante los 90? No, no sería tan marcado.

Pero los famosos detalles que tanto distinguen a Apple y que muchas veces son atribuídos a Jobs podrían colarse por las rendijas y perderse si no hay alguien ahí con la misma mentalidad y atención al detalle, cualidades que le distinguen.

Pero como ese no es el caso, todo parece que será similar a 2009. Así que fanáticos de Apple, calma y tranquilidad.

¿Pero qué pasaría si el anuncio de hoy es una “cortina de humo” para de alguna forma no informar “de golpe y porrazo” que Jobs nuevamente tiene problemas serios de salud, que la prognosis no es alentadora y que no regresará a dirigir las actividades diarias de Apple y que eventualmente dejará de ser CEO?

Tal vez ese comunicado está diseñado para inconcientemente “ir preparando” a las partes interesadas (inversionistas, el mercado, clientes, etc.) para que entiendan que posiblemente Jobs no regrese a Apple.

Entiendo que en un máximo de seis meses sabremos realmente lo que habrá de pasar a largo plazo tanto con Jobs como con su adorada Apple.

Lo que sí es que sea lo que sea, tanto yo como todos en Tecnetico.com le deseamos al carismático ejecutivo mucha salud y que lo que sea que esté nuevamente afectándole pueda ser resuelto con prontitud y que pueda estar mucho tiempo tanto con su esposa, hijos y allegados como con su “familia extendida”, sus compañeros y compañeras de trabajo en Apple, y por supuesto, los millones de fanáticos de Apple alrededor del mundo.

4 comentarios

  1. MrEquipment
    01/18/2011 | 1:13 pm a las 1:13 pm — Reply

    Muchos accionistas estan muy preocupados y exigiendo una explicación mas clara y no solo de Jobs en su cuestion laborar sino también de salud, pues saben que los anuncios de Apple de la licencia de Jobs es una cortina de humo, como tambien saben que sin Jobs al mando nada seria igual… el sello de Apple es Jobs y sin ese sello los invercionista cojeran otros rumbos, por ejemplo invertir en google, y sus plataformas, Blackberry por sus experiencias, Sony por sus creaciones, Samsung, etc…

  2. willie
    01/17/2011 | 5:51 pm a las 5:51 pm — Reply

    Nada,me da lo mismo yo soy android…nunca me gusto su plataforma..ios

  3. Gabriel
    01/17/2011 | 4:31 pm a las 4:31 pm — Reply

    Para mi nada , lo unico que me interesa de apple son sus pc

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Rumor: ¿Blackberry Storm 3 (Monaco)?

Próxima entrada o post

Probando²: PlayBook de BlackBerry