OPINIÓN – Hace unos días, mi compañero de labores José Izquierdo publicó aquí mismo en Tecnético una opinión, su opinión, acerca del más reciente teléfono móvil de Samsung, el Galaxy S5 (GS5).

La misma ha causado un vendaval de reacciones, y no era para menos. De pensamiento directo y controvertible, José dice las cosas como las piensa, y así ha sido desde que llegó a Tecnético hace casi diez años.

Muchas personas pensaron, erróneamente, que esto era un review o reseña concluyente del teléfono. Sin embargo, este no es el caso.

ANUNCIO

La reseña formal está actualmente en producción bajo el mando de quien sin lugar a dudas puedo decir que escribe las mejores reseñas en español, punto: nuestro compañero editor de móviles, Roberto Flores, y si no has tenido la oportunidad de verlas, es toda una experiencia. Sólo hay que ver la más reciente para concluír que en efecto, sus reseñas colocan a Tecnético en otro nivel.

Apenas puedo esperar a conocer lo que Roberto piensa del GS5, pero eso no impide que previo a la publicación de la reseña, comparta contigo mi opinion sobre este, y especialmente en respuesta a la opinión de José.

Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com
Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com

Tras haber asistido a su lanzamiento en Barcelona en Febrero, no es sino hasta hace unos días que por fin pude tener en mis manos un GS5, provisto por AT&T, para un período de prueba que durará aproximadamente dos semanas.

ANUNCIO

Fue durante ese evento en España que grabé uno de nuestros vídeos de la serie “Probando²” acerca del GS5, y aunque sólo tuve algunas horas para descubrir por mi mismo todo lo nuevo que Samsung ha incorporado en este, puedo decir sin temor a equivocarme que el Galaxy S5 dista mucho de ser cualificado como un juguete. Podrá ser todo lo que tu quieras, pero un juguete no es.

Ahora iré punto por punto respondiendo a lo dicho por José en su controvertible opinión.

¿ABURRIDO EL GALAXY S5?

Puedo entender perfectamente que José esté decepcionado con Samsung por continuar perpetuando un diseño que tuvo su génesis en el Galaxy S2 y que en su tiempo fue innovador. Sin embargo, difiero en llamar “aburrido” a algo que más bien correctamente podemos catalogar como familiar.

Sí, estoy convencido que a este diseño no le queda mucho tiempo de vida (ya ha sido ajustado, estirado y modificado para cuatro generaciones de un mismo producto), y tal vez para usuarios de otros teléfonos este carezca del “sex appeal” que se le atribuye a otros dispositivos. Pero tengo que reconocer que Samsung ha optado por dotar al Galaxy S5 de un diseño que aunque ya por su edad no se le puede sacar mucho partido, es uno de los diseños más funcionales y prácticos jamás concebidos para un teléfono celular. Perfecto no es, pero funciona.

DSC02841
Galaxy S5 (foto: Roberto Flores/Tecnetico.com)

Tal vez no brillará esplendorosamente ante la más mínima presencia de un rayo de luz, y el uso de plástico, para bien (liviano) o para mal (poco atractivo), no despertará las feromonas de la misma forma que otros teléfonos, pero de que el diseño es confiable y práctico, lo es. ¿Es mejor que teléfono X, Y o Z por su diseño? Para gustos se hicieron los colores.

EL PLÁSTICO: UN RIESGO CALCULADO

Confieso que me hubiése gustado ver aplicado en los materiales que conforman este nuevo teléfono la impresionante destreza e ingenio que permitió que esta empresa creara extraordinarios avances tecnológicos como, por ejemplo, las pantallas SuperAMOLED. Sin embargo, estos han decidido continuar usando plástico como material principal .

¿Es esto un sacrificio que deliberadamente han hecho para que el GS5 sea uno de los teléfonos más livianos del planeta? Yo pienso que sí, y me atrevo a llamarlo un riesgo calculado.

A mi entender, Samsung decidió “plastificar” el GS5 como continuación de una medida de distanciamiento estratégico ante competidores con diseños que sí han dejado su marca en el universo tecnológico. El iPhone 5S, con un diseño que también se ha extendido y modificado por varias generaciones de productos; el One de HTC, que saca la cara por los equipos Android con un espectacular uso del aluminio sin “pisar callos” en Apple; y el Lumia de Nokia, que aunque es plástico, es clase aparte.

Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com
Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com

Sospecho que esta medida ha tenido que implantarse debido a lo que me parece fue una reacción defensiva al sonado litigio entre esta empresa y Apple, donde ambas se acusan de copiar sus diseños y tecnología. En algún momento, luego de la salida al mercado del Galaxy S2, es posible que Samsung haya decidido frenar el desarrollo y puesta a la venta de cualquier diseño que, poco o muy parecido a lo ofrecido por Apple, pudiése empeorar su situación legal. Como este asunto se ha extendido bastante, no les ha quedado otro remedio que continuar “sacándole el jugo” al diseño que ya nos resulta familiar y que su materia prima es el plástico.

Es posible que Samsung finalmente decida sacar al mercado ese diseño, que por no empeorar sus líos con Apple, ha mantenido engavetado todo este tiempo. Personalmente, espero que esto no sea así, y en vez, esta empresa haya utilizado sabiamente todo este tiempo para desarrollar algún material futurista que de paso a un increíble, sopresivo y espectacular nuevo diseño. Algo que ponga a sudar hasta a los más bravos del mercado.

Hey, ¡soñar no cuesta nada!

AY…ESA MANERA DE USAR EL GS5 LLAMADA “TOUCH WIZ”…

Aunque consiento y hasta cierto punto justifico el que Samsung mantenga el diseño y materiales usados en el GS5, hay algo en lo que ciertamente tiendo a estar de acuerdo con José, y es en el asunto del interfaz de usario que distingue a los teléfonos Samsung con el sistema Android y que se llama “Touch Wiz”.

Esos íconos que sólo existen en teléfonos Samsung y que definen el “look and feel” de Touch Wiz para nada ayudan a destacar la grandiosa calidad de su pantalla SuperAMOLED. Esto es algo en lo que he sido consistente desde la reseña del Galaxy S2 que escribí y que fue publicada aquí en Tecnético.

Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com
Foto: Roberto Flores / Tecnetico.com

Por otro lado, me quejo de que en el GS5, Samsung ha multiplicado exponencialmente la cantidad de íconos accesibles desde el área de notificaciones. Esto me recuerda a la forma como las personas reaccionan cuando ven una consola de audio en un estudio de grabación. Es demasiada información, y para colmo, presentada con íconos que honesta y sinceramente, merecen ser diseñados de otra forma. Una presentación y diseño que le hagan justicia a toda la tecnología que encierra el GS5.

Cualquier parecido con el área de ajustes en el panel de notificaciones del Galaxy S5 es pura coincidencia (foto: 1802/SXC)
Cualquier parecido con el área de ajustes en el panel de notificaciones del Galaxy S5 es pura coincidencia (foto: 1802/SXC)

Para usuarios que no gusten de explorar cada rincón del teléfono, esto pudiése resultar en una experiencia innecesariamente complicada. Aún cuando esto es fácil de resolver con la instalación de un “launcher” (nombre que se le da a la interfaz de usuario en teléfonos Android) que se puede descargar del Google Play Store, la realidad es que esto es algo que este tipo de usuario generalmente desconoce y me temo que podría causar, nuevamente, disgustos innecesarios.

Pero el que “Touch Wiz” sea un “gusto adquirido” no significa que se le deba calificar de juguete.

 

Panel de control extendido en el Galaxy S5 de Samsung
Panel de control extendido en el Galaxy S5 de Samsung

Todo lo contrario. Es mucha tecnología (y si hay una cosa que me encanta de los móviles Android de Samsung es la multiplicidad de vías para llegar de “punto A a punto B” que provée en TouchWiz), pero presentada no muy favorablemente.

A lo mejor en el Galaxy Spróximo deciden evolucionar a TouchWiz.

Que así sea. Amén.

EN 3 MINUTOS…

Pienso que sé la razón por la cual a José sólo le tomó 3 minutos perder el interés en la extraordinaria pieza de ingeniería tecnológica que tuvo en sus manos. Es algo que he criticado tanto en él como en todos aquellos cuyo fanatismo por una marca o producto les imposibilita ser razonables en sus reclamos, y que a continuación explico.

Sí, en 2007, el iPhone lo cambió todo, y durante los años que siguieron hemos visto cómo la industria ha tenido que “apretarse los tornillos” y alzarse ante el formidable reto que presentó Apple.

Como consecuencia, hemos visto estrepitosos desastres (BlackBerry Storm, etc.) y asombrosos avances (Galaxy S, HTC One, Nokia Lumia, G2 de LG, etc.). El problema es que, por lo menos en estos tiempos, es imposible para cualquier industria, no importa cual sea, sostener la creación tan seguida, año por año, de productos que impacten el mercado como lo hizo el iPhone, et al., y hemos permitido que las expectativas, avivadas y sacadas de proporción por una avalancha de rumores sin fundamento (que, desafortunadamente, muchos medios se hacen eco) destruyan nuestro sentido de lo que es razonable.

Una y otra vez, la historia demuestra que la innovación en las industrias, y en especial la tecnología, surge en ciclos.

¿Alguien se acuerda cómo eran las cosas antes de Windows 95? Todo avance era incremental, nada espectacular, hasta que una empresa de Redmond, Washington, liderada por cierta persona con espejuelos, lanzó una radicalmente distinta versión de su sistema operativo…y el resto es harto conocido.  De ahí, el aumento increíble en innovación en el mercado de las PC continuó hasta que, a mediados de la década del 2000, concluyó el ritmo de innovación que llevaban, finalizando un importante e histórico ciclo.

DSC02851
Galaxy S5 (foto: Roberto Flores/Tecnetico.com)

Ese paso desenfrenado duró casi una década, y el próximo ciclo de innovación lo inició el móvil en 2007. Pero como vivimos en tiempos exponenciales donde todo sucede en cada vez menos tiempo, la ola de innovación que ha creado la industria de móviles durará menos que la anterior.

Estamos a tres años de que se cumpla una década desde la llegada del iPhone, y si nos dejamos llevar por lo que dice José, definitivamente podemos concluir en que el ritmo de innovación ha descendido a niveles ciertamente menores a los que ya nos estábamos acostumbrando a ver. Es ahí precisamente donde radica el problema: esas expectativas sin límites que se han creado y que no guardan ninguna relación con la realidad.

Hay que ser realistas. No se puede esperar que cada nueva versión de un teléfono sea un quantum leap en comparación con la versión anterior. Como en la vida, todo es paso por paso, paso por paso, paso por paso…

¿Encontraré aquí la sección de Samsung? (foto: Brandon Daniel/Flickr)
¿Encontraré aquí la sección de Samsung? (foto: Brandon Daniel/Flickr)

¿MERECE  O NO EL GALAXY S5 ESTAR EN UNA JUGUETERÍA?

Estoy en absoluto y total desacuerdo con la noción de que el Galaxy S5 es un juguete.

Su impresionante pantalla de alta definición, los avances en la cámara que ahora es de 16 megapixeles, el cumplimiento con el estándar IP67 para convertirlo en un dispositivo resistente al agua y al polvo, el reconocimiento de que las personas están prestando más atención a su salud mediante la integración de un sensor de latidos del corazón y otros aspectos pone millas de separación entre este móvil y la que se podría describir como un juguete.

Es un móvil que refleja lo que parece ser una dura lección aprendida por Samsung con el Galaxy S4: lo poco gusta, lo mucho cansa. Aquí, Samsung enfoca sus cañones en lo que la gente ha demostrado con sus billeteras que verdaderamente les importa y que ya se considera como básico: buena cámara de enfoque rápido, excelente pantalla de gran tamaño, conectividad de punta, durabilidad ante la adversidad (agua, polvo) y un aceptable desempeño.

Aún con sus defectos, o más bien, la continuación en este de ciertas tradiciones de la familia Galaxy S que ya deberían ser revisadas, el Galaxy S5 es un más que honorable descendiente de la familia Galaxy S de Samsung.

Conoceremos más sobre sus altas y bajas en la reseña actualmente en desarrollo, y ahí realmente sabremos a ciencia cierta de qué esta hecho el GS5 y si hay que salir corriendo a comprarlo o no.

Mientras tanto, José, puedo decir sin temor a equivocarme que el Galaxy S5, de juguete…ni un pelo.

5 comentarios

  1. Nicky
    04/27/2014 | 10:08 am a las 10:08 am — Reply

    Hace una semana me compré el Galaxy S5 y tengo que decir q no se siente como un juguete para nada y aunque es cierto q lo pudieran mejorar en sentido al software para mi es lo de menos ya q con un update eso se puede resolver. En cuestión a lo q trae y hace el teléfono no me ha dado problemas para nada. La batería del teléfono me día todo el día sin cargarlo por momentos. 14 horas usándolo en Internet y todo y aun me quedaba 10%. Aunque muchos pudieran decir q se siente a plastico por lo menos la parte de atrás de momento se siente como si fuera la tapa del note 3. Luego sabes q no lo es. Pero como quiera eso es lo de menos pq uno lo pone en un cover y ahi no se sabe si es metal o platstico. Como quiera el telefono sin el cover se ve muy bien. Como he dicho antes, aunque el htc tambien se ve bien el galaxy tiene unos puntos q le dan ventaja como el q es a prueba de agua, la camara, la bateria dura bastante y encima se le puede sacar la bateria, la pantalla del telefono se ve bien incluso en el sol, lo de lq huella esta cool, etc.

  2. psychoxyupi
    04/27/2014 | 2:18 am a las 2:18 am — Reply

    Y que paso con todos los comentarios que estaban posteados aqui?

    les dolio mucho lo que dijimos que TECNETICO no es lo mismo?

    Bah!

  3. Nicky
    04/20/2014 | 8:46 pm a las 8:46 pm — Reply

    Algo adicional q se me olvidaba. Tanta cosa q si es aluminio o plástico al final todos usan un cover q desgraciadamente tapan el diseño y los colores del teléfono. Al final todos se ven iguales o diferentes con el cover. Así q si es por esto prefiero uno con más features y sobre todo q se pueda cambiar la batería y sea a prueba de agua. Uno nunca sabe.

  4. Nicky
    04/20/2014 | 8:37 pm a las 8:37 pm — Reply

    Está piñón es más razonable. No es justo referirse de esa manera al Galaxy S5. Yo aún no tengo el S5 pero se lo compré a mi esposa y lo estoy evaluando a ver si me lo compro. El hecho que sea a prueba de agua es un factor que me llama mucho la atención. Hasta ahora Lo q he utilizado del S5 encuentro q es un gran teléfono. Q es de plástico? Y q? Eso no lo hace menos. Al contrario. El hecho de q se le pueda cambiar la batería es algo positivo. La cámara es mejor q la del htc. Uno No puede pretender q todos los años el diseño cambie. Es como los carros. Cada 3 años aprox. El diseño se refresca pero cambia totalmente cada 5 años aprox. Yo creo q ya para el próximo año quizas el diseño cambie. Es cierto q ya el Touch Wiz deberia de mejorar. Espero q para el Note 4 lo cambien y le den un update al S4 y S5 con el nuevo Touch Wiz. El S5 no se siente mal y no se siente como juguete.

  5. Raúl
    04/17/2014 | 11:49 pm a las 11:49 pm — Reply

    Yo creo que no es necesario defender o “tirarle” a Jose por su opinión. Las opiniones son como el ombligo, “todos tenemos uno”. Y Jose dio su opinión a la cual tiene derecho. No hay duda que Samsung es una de las compañías mas innovadora y eso crea mucha expectativa a la hora de lanzar un producto nuevo.

    Ahora aquí es donde entra la diferencia entre Apple y Android. Apple es una compañía que vende sus equipos ( iPhone y iPad) con su sistema operativo ios y ningún otro fabricante utiliza ese sistema operativo. En otras palabras si quieres un equipo con ios tienes que ” tragarte ” el equipo que Apple diseñe con las características que ellos decidan y se acabo.

    Con Android hay varias compañías que tienen variedad de equipos cada cual con diferentes características.

    Para resumir si a Jose no le gusta Samsung tiene a HTC, LG, Motorola etc. Para escoger. Al fin de cuentas es su dinero y el lo invierte como el quiera.

    P.D. No estoy en defensa de Jose o Wilton. Mi opinión es que el interior del equipo ( Galaxy 5) es muy bueno pero el exterior puede mejorar.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Publicación o post anterior

Google lanza aplicación de cámara para dispositivos Android en Google Play

Próxima entrada o post

Actualización de software para altavoces inalámbricos Sonos harán que estos sean más económicos