¿Te gustaría convertir tu Galaxy S III de Samsung en una consola portátil de videojuegos? Con el GameKlip, podrás hacer justamente eso.

Imagen: GameKlip

El GameKlip fue diseñado para resolver el problema de los “touch-controls” (controles sensitivos al tacto) en los juegos para móviles. El GameKlip es un pequeño accesorio que va encima de tu control DualShock 3 del PS3 y convierte tu celular en la pantalla donde podrás disfrutar de tu juego favorito.

El GameKlip viene en 2 versiones: la 1era es para aquellas personas que tienen su equipo con “root”. Sí tu Galaxy S III está “rooted”, puedes bajar una aplicación en el Google Play Store llamada “Sixaxis Controller” el cual permite que tu equipo se conecte de manera “wireless” (inalámbrica) al control DualShock 3 del PlayStation.

Sí tu equipo no tiene “root” o simplemente no prefieres lidiar con ese proceso, existe una versión que trae un pequeño cable microUSB que te permite conectar el control DualShock 3 a tu Galaxy S III.

Sí no tienes un Galaxy S III, no hay problema, pues también tienen a la venta una versión Universal que te permite usar cualquier teléfono móvil que tenga un “case” protector. Y sí no tienes un “case”, ellos te venden uno a un precio sumamente económico.

ANUNCIO

El GameKlip para el Galaxy S III “wireless” tiene un precio sugerido de $14.95 y sí lo buscas en el modelo “wired”, te saldrá en $19.95. El GameKlip Universal tiene un precio de US$14.95.

Imagen: GameKlip

Para más información acerca del GameKlip puedes visitar su página de internet haciendo click aquí.

Sin comentarios aún. Haz que el tuyo sea el primero.

Comenta y exprésate

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Publicación o post anterior

Notas y grabación de “¡Resuélveme Tecnético!” por WKAQ 580 – edición #15 – 12/9/2012”

Próxima entrada o post

El Galaxy Note II de Samsung en T-Mobile: un teléfono ejemplar con excelente desempeño (¡sí tienes manos grandes!)